¿Escritor o corredor?

Los últimos posts me conducen inevitablemente a hacerme esta pregunta, aunque lo cierto es que mi padre ya me la había planteado un par de meses atrás. Fue después de recorrer cien kilómetros en tres días entre Sant Feliu de Guíxols y Olot, un pequeño reto que tenía como objetivo escribir una crónica para la Revista de Girona coincidiendo con el 40 aniversario de la desaparición de las antiguas vías del tren. La crónica saldrá publicada dentro de un mes, pero antes de escribirla tuve muy presente la pregunta de mi padre: ¿Qué eres, un escritor que corre o un corredor que escribe?

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Correr y escribir no es incompatible ¿Escritor o corredor? ¿Escritor o corredor? correr y escribir no es incompatible

Correr y escribir no es incompatible

En principio, la respuesta parece fácil. Ante todo soy escritor o, por lo menos, intento serlo. Puede que nunca me sirva para ganarme la vida, pero me gusta escribir y poco a poco voy intentando mejorar. Pero si lo pienso con un poco más de calma llego a la conclusión de que también soy corredor. Seguro que nunca me servirá para ganarme la vida, pero me encanta correr y zancada a zancada procuro hacerlo mejor.

Running y literatura

Por lo tanto, soy un escritor que corre, sí, pero también podría darle la vuelta y decir que soy un corredor que escribe. La otra noche, durante la presentación de El último aliento de Fidípides en el Fender Club de Getafe, hablé durante más tiempo de running que de literatura. La temática del libro se presta a ello, ya lo sé, pero aun así debo admitir que esto de correr me gusta mucho y me costaría renunciar a ello. Es lo mismo que me ocurre con esto de escribir. ¿Por qué tengo que establecer jerarquías entre una y otra actividad?, ¿qué más da lo que me importa más si en realidad soy incapaz de definirme con cierta rotundidad?

No es incompatible

¿Acaso ser un escritor que corre es incompatible con ser un corredor que escribe? Yo diría que no. ¿Y alguien garantiza que un escritor corredor escriba mejor que un corredor escritor? Claro que no. Todo depende de las ganas y el talento de cada uno. No sé cómo habrá quedado la crónica para la Revista de Girona, pero sí sé que la escribí lo mejor que pude sin llegar a aclarar si lo hacía como escritor corredor, corredor escritor o ambas cosas a la vez.

Mezclar líneas y zancadas

Puede que esté al borde de la esquizofrenia, o quizá todo es tan sencillo como admitir que nada es tan sencillo, que mezclar líneas y zancadas es algo tan natural que no tiene sentido plantearse qué viene antes o qué tiene mayor importancia. Lo único que importa, o por lo menos lo único que me importa ahora, en junio de 2009, es seguir escribiendo, seguir corriendo.

  1. Dicen que el orden de los factores no altera el producto. De todas formas yo te veo más como escritor, por mucho que corras.

  2. Vaya, leyéndote, lo primero que me ha venido a la cabeza es aquello tan antiguo como lo de: ¿Que fue primero, el huevo o la gallina? Pero con esto no quiero decir que tengas que poner primero le que hace mas tiempo que hagas, como dice Ariadna, el orden de los factores no altera el producto. Lo de correr es una afición, y como periodista, escribir es una profesión, claro que escritor y periodista no es exactamente lo mismo, ahora me he liado yo.

  3. Josep Pastells 12 Junio 2009, 20:19 pm

    Muy bien, Ariadna, pero por mucho que escriba también seré corredor, ¿no? jeje.

    No, Antoni, no es que te hayas liado. El lío a lo mejor me lo hago yo, que además de ser un corredor aficionado, soy periodista de profesión y escritor de vocación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.