Acercándonos a una Maratón

Cuando llega el momento en el plan de entrenamientos en que comienzan a subir de manera perceptible las distancias a recorrer, es el momento más importante para verificar si las rutinas se están o no haciéndo de buena manera, por ello es que chequiar las distancias y ejecución de estiramientos antes y después de cada entrenamiento es algo vital para estar en buena forma y no lesionarnos.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Un corredor entrenando Acercándonos a una Maratón Acercándonos a una Maratón corredor entrenamiento
Un corredor entrenando

Cada vez nos acercamos más a una maratón y los entrenamientos comienzan a ser más exigentes, por ello es que notamos como el cuerpo comienza a ser probado en cuanto a la resistencia que ha adquirido con las semanas anteriores de entrenamiento. El Plan de entrenamiento que comúnmente se traza para una maratón es progreso sucesivo, por lo que es bastante común que se vayan aumentando los kilómetros con cada semana, aunque de manera muy gradual.

Plan de entrenamiento
Considerando el aumento constante de las distancias a correr respecto de la primera, segunda y tercera semana, en la cuarta observamos como valores referenciales los siguientes:

Día 1: 4.8 Kilómetros,

Día 2: 8 Kilómetros,

Día 3: 4.8 Kilómetros,

Día 4: 12,8 Kilómetros.

Como se puede apreciar, el total semanal es de 30.4 Kilómetros, lo que supone una buena cantidad considerando que la semana anterior se corrió 27,2 Kilómetros (valor referencial que variará en cada plan de entrenamiento). En la cuarta semana es conveniente incrementar el segundo día de entrenamiento semanal y la carrera final que se realiza en el cuarto día, de forma tal que obtengamos un desarrollo y puesta a punto de nuestra resistencia. Para que cada uno se oriente un poco más, podemos decir que la organización que se muestra guarda relación con la idea de que los días de carrera corta aumentan el total recorrido, mientras que la carrera mas larga de la semana nos entrega la resistencia

En el transcurso de esta semana, es preciso que nos vayamos poniendo a tono con las sensaciones que percibimos del entrenamiento, de manera tal que podamos ir viendo que parte del cuerpo termina más resentida, si hay alguna pequeña lesión, si tenemos algún problema puntual después de cierta distancia recorrida, pues dichos datos son nuestra carta magna de carrera, por lo que deberemos tenerlo presente para ver su evolución.

Dos razones fundamentales para los estiramientos.
En determinados días, cuando tenemos poco tiempo, pensamos en que lo mejor que podemos hacer para recuperar el tiempo perdido es dejar de hacer los estiramientos y comenzar con la práctica, sin embargo muchos desconocen el coste de esta costumbre y pagan las consecuencias con tiempo sin entrenar debido a una lesión por descuido.

Existen dos razones para tener que realizar estiramientos, la primera de ellas es el hecho de que los músculos antes de una contracción excesiva y forzosa, necesitan de cierto precalentamiento con el objeto de poder evitar una lesión o distención muscular. La segunda razón para tener que hacer estiramientos se debe a que en el caso de los maratonistas, se hace un largo esfuerzo que debe de compensarse con un calentamiento previo, de otra forma una lesión por uso excesivo o sobreesfuerzo llegará en cualquier minuto.

Los traumatismos acumulados en los músculos por tareas largas y extenuantes, son precisamente el calvario de todo corredor de maratón, por lo que poniendo atención a unos estiramientos adecuados antes y después de cada entrenamiento, lograremos prevenir cualquier tipo de lesión, aunque aún así no podemos garantizar que no ocurra, ya que hay más factores que intervienen y que hemos analizado en otros artículos como no saber correr o un plan de entrenamiento mal diseñado, entre otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.