Comenzar a Correr

Todos los corredores, en algún momento de sus vidas, fueron principiantes. Comenzar a correr es un desafío para nuestras mentes, pero también una tarea de expectativas y beneficios físicos y mentales, donde es bueno conocer algunas cosas rutinarias para potenciar nuestra experiencia.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Todos somos principiantes en algún momento Comenzar a Correr Comenzar a Correr 10k
Todos somos principiantes en algún momento

Cuando un corredor comienza su plan de entrenamientos, es muy común observar detenciones bruscas, ya sea por causas del cansancio muscular, o de estiramientos, o por desconocimientos de técnicas precisas. Si en individuo detiene de golpe su marcha cuando corre, el corazón sigue latiendo rápido pero la sangre se acumula en las piernas, dejando menos cantidad para el corazón y la cabeza.

Esta situación puede provocar mareos y dolores de cabeza, incluso dolores musculares que pueden sentirse día siguiente. Por eso es recomendable, nunca detenerse de golpe, ni en los entrenamientos, ni en las carreras. Cuando entrenamos evaluamos constantemente nuestro organismo y nos conocemos a nosotros mismos, en los entrenamientos, nos daremos cuenta que la zona abdominal debe trabajarse correctamente y de manera continua, ya que contribuya en forma notable a la resistencia general del cuerpo. De igual manera cuando se sale a correr se debe programar una pequeña sesión de abdominales.

La posición del cuerpo al correr

Para respirar con mayor facilidad es necesario correr erguido. Al llevar el torso alto los pulmones pueden tener más aire; para evitar correr en otra posición menos ventajosa, es muy recomendable no mirarse los pies, sobre todo en las cuestas o cuando uno se siente cansado. Corriendo en esta posición el deportista se lesionará menos y correrá con menos esfuerzo. Además también es necesario tener en cuenta la posición de las manos al correr. No cerrar los puños es de gran ayuda en nuestra performance. En vez de eso se debe correr con las manos ligeramente ahuecadas, los pulgares apoyados suavemente sobre los otros dedos. Sin descargar energía en los puños.

Ropa y descanso

Para el día de la carrera, es recomendable no estrenar ropa ni zapatillas. Las zapatillas, deben tener un uso de por lo menos dos semanas, ya que el pie debe estar acostumbrado y no tener ninguna molestia al correr, por roces o durezas. Es importante descansar muy bien desde la anteúltima noche. Si corremos el domingo, la noche clave es la del viernes para el sábado. El día siguiente previo a la competencia descansar bien para preparar nuestro cuerpo, y alternar quizás con un entrenamiento moderado.

  1. su comentario de como correr en un maraton me fue de mucha utilidad debido a que soy principiante, gracias a ustedes e aprendido la manera de correr no solo con los pies sino tambien con las manos ….muchas gracias me despido muy att
    jose

  2. Muchas gracias Jose, tu comentario es motivador para este pequenio aporte.
    Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.