Cómo complementar el entrenamiento

En la semana el entrenamiento debe tener variantes, como por ejemplo practicar un deporte alternativo que eliminará la posible sensación de monotonía en el hecho de correr. La mezcla de actividades hace que se mejore globalmente la preparación y permite una mayor satisfacción.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Es muy recomendable combinar la carrera con otros deportes en nuestro entrenamiento Cómo complementar el entrenamiento Cómo complementar el entrenamiento maraton8
Es muy recomendable combinar la carrera con otros deportes en nuestro entrenamiento

Quienes buscan un mejor entrenamiento para maratón, y tal vez no se le ocurren otras maneras de ejercitarse y combinar de una manera más entretenida la semana de entrenamiento, existen alternativas válidas para diagramar una semana de entrenamiento más completa y llevadera.
Cuando se corre, puede caerse en un bloqueo mental que cueste la continuidad, ya que la semana suele ser muy larga si se entrena de la misma manera los siete días. La monotonía puede ganar terreno haciendo perder la constancia. Para ello es conveniente no ser lineal en la práctica de este deporte y hacer una variación. Hay que elegir ese deporte que más nos divierte y combinarlo con los entrenamientos en la calle o en la pista.
Por ejemplo, una hora semanal de fútbol en mitad de la semana es una buena alternativa para cortar el entrenamiento lineal de los siete días. Esto proveerá una ejercitación con cambios de ritmo e impacto.
Para diagramar la semana de entrenamiento hay que tener en cuenta que, al menos, cuatro días estaremos corriendo; uno lo dedicaremos al otro deporte complementario; otro para dedicarle unas horas al gimnasio y el restante será para el merecido descanso.

Entrenamiento con variantes

Con la suma de otras actividades físicas que complementen el entrenamiento en pista, la semana será más completa y tendrá variaciones que no harán eternos esos días en que cuesta mucho más ponerse los pantalones cortos para entrenar, porque la acumulación y la fatiga nos pasan una alta factura.

La continuidad de ejercicio se obtiene divirtiéndose

El ritmo y la voluntad para correr con constancia no son fáciles de conseguir; por eso, la búsqueda de alternativas nos permitirá diagramar una semana más entretenida y con más variantes para romper la monotonía. Siempre se debe, en lo posible, intentar mezclar el correr con otros deportes que sean de exigencias diferentes, para obtener fuerza y cambios de ritmo diferentes a los que se obtiene corriendo. Al ser distintos esfuerzos, el cuerpo va asimilando los nuevos ejercicios y se logra una preparación más integral y variada.
Para los días en los que se corre, se recomienda recordar todos los elementos básicos para lograr una efectividad en el entrenamiento que permita sacarle el mayor provecho. No hay que esforzarse de más cuando el cuerpo dice que no. En ese caso, se puede caminar, tomar aire y ya el hecho de haber salido a correr y haberlo intentado, siempre dará un saldo positivo.
Otra manera de combinar aeróbico con trabajos de fuerza es ir al gimnasio y tener sesiones de spinning. Alrededor de 2 horas por semana de esta actividad resultará un buen complemento para aquellos que quieren alternar el hecho de correr con otro tipo de ejercicio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.