Cómo recuperarse de un esguince de tobillo

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

El esguince de tobillo es la lesión más frecuente, tanto realizando deporte como realizando actividades diarias comunes. En otra ocasión ya hemos hablado de los grados que tienen estas lesiones con algunos consejos.

Cómo recuperarse de un esguince de tobillo {focus_keyword} Cómo recuperarse de un esguince de tobillo esguince tobillo

Cómo recuperarse de un esguince de tobillo

Hoy vamos a conocer cuál es el proceso más recomendable para recuperarse de un esguince de tobillo y cómo se puede prevenir.

Qué hacer para recuperarse de un esguince de tobillo

Lo primero que hay que hacer para recuperarse de un esguince de tobillo es verificar que, efectivamente, esa es la lesión. Parece obvio, pero dependiendo de la gravedad puede haber desde una rotura o desplazamiento óseo hasta una simple torcedura. En el caso de que el dolor y la inflamación sean mínimas con acudir a un fisioterapeuta es suficiente. Si se percibe mayor gravedad hay que acudir a urgencias para hacer una radiografía.

Aplicarse hielo en la zona es el mayor recurso para tratar un esguince. Reducir la inflamación y el dolor es el primer paso del tratamiento. Puede ir acompañado de una pomada antiinflamatoria y un vendaje que comprima la zona sin hacer daño (imprescindible que lo haga un profesional).

Un fisioterapeuta puede tratar un esguince siempre que este no requiera cirugía. En una primera consulta valorará el tipo de tratamiento: si la zona está inflamada optará por algo más conservador destinado a que la hinchazón baje, por ejemplo. También  puede aplicar tratamientos algo más novedosos como la radiofrecuencia o que incluyan alguna tecnología.

Además, cuando los médicos lo indiquen es recomendable empezar a hacer ejercicios de recuperación que no agraven la lesión pero que impidan que los músculos pierdan forma. Es muy importante seguir sus indicaciones para que la recuperación sea óptima y el riesgo de recaída sea menor.

Consejos para prevenir un esguince de tobillo

En el caso de el esguince de tobillo, para deportistas es esencial utilizar un calzado adecuado ¡las zapatillas son muy importantes! Pero no hay que olvidarse de la preparación física. Entrenar todos los músculos de las piernas ayudará a que la sujeción de los tobillos sea mayor y que puedan reaccionar ante un movimiento que pueda implicar la rotura de los ligamentos.

Por último, es esencial realizar un calentamiento previo a la actividad física que haga especial hincapié en las articulaciones y un estiramiento posterior. Os dejamos un vídeo en el que un fisioterapeuta resuelve algunas de las dudas más comunes sobre el esguince de tobillo.

¿Has sufrido alguna vez esta lesión? Cuéntanos cómo fue o está siendo tu recuperación para poder ayudar a otras personas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR