Consejos prácticos para evitar lesiones en Maratón

Es bastante factible el hecho de que comencemos a buscar una buena manera de activar nuestro cuerpo para preparar tanto los entrenamientos como las carreras de maratón, sin embargo es muy necesario que entendamos que cualquier sobre excitación de nuestro organismo terminará por destruír todo lo que hayamos hecho en entrenamientos. Conforme lo anterior, es necesario que prevengamos las lesiones y determinemos que parte esta comprometida y procedamos a un descanso que permita la adecuada recuperación, de otra forma simplemente podríamos perder la maratón o la posibilidad de participar en ella.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Evitar lesiones en una maratón Consejos prácticos para evitar lesiones en Maratón Consejos prácticos para evitar lesiones en Maratón lesion corredor1
Evitar lesiones en una maratón

Siendo una de las importantes y más completas competiciones en las que se puede participar, se sabe por la mayoría de las personas que es necesaria una actitud positiva a la hora de enfrentar los entrenamientos y la carrera de maratón misma, por ello es que en algunos casos intentando conseguirlo terminamos por cometer ciertos errores. Es preciso que todos los que participen de esta competencia logren obtener un nivel de positivismo que será la clave para los resultados deseados, sin embargo en pos de este objetivo obtenemos una sobre estimulación que no es lo mejor que podría pasarnos y por lo mismo incurrimos en un malgasto de energías.

¿Qué cantidad de estimulación necesitamos?

Ante una pregunta compleja por la dificultad al momento de medir la sobre estimulación, es que tenemos que tener ciertos conceptos claros, como por ejemplo que la maratón es una carrera de esfuerzo y de largo aliento, por lo que no necesitamos estar muy activados para reaccionar con rapidez por un período corto de tiempo, ya que esto es productivo para carreras de velocidad y de pequeños trazos.

Los problemas de una sobre activación son muy medibles, y es que al estar en el estado mencionado el sistema nervioso simpático se activa y es quien nos produce los cambios indeseados para el desarrollo de un buen entrenamiento o competencia, por ejemplo se ha podido medir que hay un sobre consumo de oxigeno, mayor frecuencia cardíaca, mayor tensión arterial, mayor pérdida de líquidos corporales gracias a la mayor frecuencia de la exudación y micción, entre otros detalles.

Mantenerse relajado en un entrenamiento y en la carrera es de suma importancia, es por esto que deberemos de aprender a relajarnos y enfocarnos en un positivismo deportivo, no en una sobre excitación del organismo, ya que nos terminará por perjudicar en el desarrollo de las pruebas y entrenamientos.

Preparando el entrenamiento.

En un artículo anterior de maratón.es pudimos apreciar como es de importante una organización de los entrenamientos adecuada, y por eso mismo es que ahora deseamos que puedan ir viendo la evolución de las prácticas en la tercera semana de entrenamiento. Ahora podrán darse cuenta de que se aumenta evidentemente la carrera larga del cuarto día, en una cantidad de 1600 metros, lo que nos demuestra un avance en la saga de entrenamientos pero que nos mantiene alejados aún de nuestro mejor esfuerzo.

Entrenamiento Semana 3:

Día 1: 4,8 kilómetros,

Día 2: 6,4 kilómetros,

Día 3: 4,8 kilómetros, y

Día 4: 11,2 kilómetros

27,2 Kilómetros recorridos en la tercera semana de entrenamientos.

Todavía nuestro sistema musculo esquelético está en fase de acomodo, por lo que un sobre esfuerzo sería de manera segura una lesión, motivo más que suficiente para irnos despacio en los entrenamientos y aumento de carreras del cuarto día, que como sabemos en este esquema son las más largas. Las claves son mantener el efecto acumulativo de los entrenamientos al mínimo, recordemos que ésta es la razón de los descansos después de los entrenamientos. Muchos de los usuarios que leen el presente artículo podrán decir que han aumentado su distancia de recorrido y que no ha pasado nada, pero cuidado pues si bien el ritmo cardíaco se acostumbra a un umbral de recorrido mayor, no asegura que la fatiga o cansancio acumulativo del esfuerzo realizado en sesiones anteriores no se haga presente y hasta nos termine por lesionar.

Lesiones reiterativas, el calvario del deportista.

Muchos pueden pensar que lesionarse es algo complicado y que objetivamente les ocurre a quienes no hacen bien el trabajo que se les encomienda, pero en la práctica se puede ver que más allá de no hacer bien las cosas (que es un motivo de lesión), hay que añadir que las sobre exigencias son una perfecta ocasión para que alguna parte de nuestro cuerpo se resienta y nos prive de prácticas sucesivas.
Para sorpresa de muchos usuarios que lean este artículo, la mayor cantidad de lesiones no son producto de tirones o distenciones musculares, sino que de aquellas que se van originando poco a poco y se arrastran tras el esfuerzo consecutivo de entrenamientos mal elaborados y una mala forma de correr (tema que revisamos en otro artículo).

¿Por qué siempre me lesiono?

Muchos pueden preguntarse ¿por qué siempre me lesiono? Y la verdad es que resulta muy complicado el poder determinar si alguien tiene propensión a lesionarse y cuáles son los factores que determinan dicha circunstancia, pues las opciones que se deben analizar van desde la manera de correr hasta el peso y constitución ósea de la persona. Si bien existen formas de prevenir las lesiones, una de las recomendaciones que se hacen al momento de estar lesionado es parar de inmediato todo tipo de entrenamiento o esfuerzo físico de la zona afectada y comenzar con una revisión e inmediata recuperación, con el objeto de evitar que la lesión aumente y volver rápidamente a los entrenamientos.
La progresión de una lesión es algo que todo corredor de maratón debe tener muy en cuenta, y que en general es aplicado a todos los deportistas, esto debido a que una lesión puede comenzar con un dolor continuo pero leve, que a medida que se continua con la interacción física evoluciona en un dolor inevitablemente notorio que nos provocará para abruptamente con una carrera o entrenamiento, llegado a este punto sabremos que el tiempo de espera hasta estar bien no será corto, pues ha pasado de algo leve a una lesión de mediana o gran gravedad.

Existen ejemplos como la tendinitis del talón de Aquiles y las llamadas fracturas por sobrecarga de lesiones que si no son tratadas de la manera que corresponda y con el tiempo necesario, progresan de una manera tal que podría invalidarnos para correr en una carrera de maratón a pesar de que nos quede tiempo para posteriores entrenamientos, de ahí el cuidado en identificar a qué tipo de problema nos enfrentamos.

Consejo: Como un último consejo para todos los amantes de la maratón, es mejor hacer muchos entrenamientos con avances milimétricos que un gran esfuerzo por acabar con las distancias de competición en poco tiempo, pues sólo nos llevará a aumentar el riesgo de lesiones y no permitirá al cuerpo a acostumbrarse a la intensidad de esfuerzo necesaria el día clave de competición.

Leave a Reply

Your email address will not be published.