Correr en días fríos (I)

En invierno, lo más lógico es que haga frío a cualquier hora. Hablo de temperaturas tan bajas que hace falta mucho valor para salir a correr, pero ya sabemos que los amantes del running no tienen nada de cobardes y son capaces de practicar su deporte favorito en las condiciones más extremas. De todas formas, entre salir a la calle a pecho descubierto y abrigarse demasiado existe un punto medio al que siempre deberíamos tender.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
El frío puede ser un enemigo, pero también un aliado del corredor Correr en días fríos (I) Correr en días fríos (I) correrconfrio
El frío puede ser un enemigo, pero también un aliado del corredor

El fondista Julio Rey, que ostenta el récord de España de maratón (dos horas y seis minutos), ha comentado en alguna ocasión que cuando llega el invierno siempre ve corredores populares con demasiada ropa, algo que considera desaconsejable. Según él, salvo si hace un frío polar o cae una lluvia torrencial, no debemos llevar más que una camiseta técnica de manga larga, nada de chubasquero. “Si tiritas un poco en la salida de una carrera es una buena señal de que no va a sobrarte ropa”, afirma Rey.

Tres capas

Pero imaginemos por un momento que, efectivamente, el frío puede considerarse polar (cinco o seis grados bajo cero, por ejemplo) o que nos disponemos a correr bajo un auténtico aguacero. En estos casos, los expertos aconsejan recurrir a tres capas de ropa para la parte superior del cuerpo, aunque confieso que el domingo pasado en Getafe realicé mi rodaje largo bajo una intensa nevada y sólo llevaba dos. Eché de menos un buen chubasquero, eso sí. Y también unas gafas protectoras pero no precisamente contra el sol.

Cómoda y transpirable

Ante todo, la ropa elegida debe ser cómoda, algo indispensable si no queremos añadir otro factor de sufrimiento a nuestras carreras. La primera capa tiene que adherirse perfectamente a nuestra anatomía y, además, permitir una buena transpiración. Normalmente será de manga corta, mientras que para la segunda capa optaremos por la manga larga, también de un material que no retenga el sudor o el agua. Un error muy común es combinar una pieza de fibra sintética con otra de algodón, ya que esta última no es transpirable y reduce o elimina las ventajas de la otra. Por lo que respecta a la prenda externa, debemos evitar las que nos abriguen en exceso. Como mucho, debe ser un chubasquero que, si es posible, también nos permita alejar la humedad del cuerpo.

Gorro y guantes

Aunque al principio me costaba hasta ponerme unas mallas para proteger las piernas, este invierno me he acostumbrado a usar guantes, gorro e incluso una braga térmica. Es probable que más de una vez me confundan con un atracador, pero me ayuda a no pasar frío y, por lo tanto, os lo recomiendo para vuestras salidas invernales.

Hay que ser flexibles

De todas formas, hay que ser lo bastante flexibles para calibrar en cada momento las condiciones meteorológicas y decidir qué nos ponemos. No es lo mismo correr a las siete de la mañana o a las ocho de la noche que hacerlo al mediodía, cuando incluso puede que haga sol. Tampoco podemos comparar una salida corta e intensa –que tal vez nos permite recurrir a los pantalones de manga corta– con otra mucho más larga y reposada en la que nos será casi imprescindible abrigarnos más. En cualquier caso, siempre debemos asegurarnos de que no vamos a pasar más frío del inevitable, ya que se trata de disfrutar al máximo de nuestras carreras o entrenamientos aunque sea contra viento y marea.

  1. ¿Tres capas, dices? Con frío polar yo me pondría por lo menos cinco o seis jejeje

  2. Con este invierno me gustaría convertirme en osita para invernar, dormir y dormir….y despertar en una primavera florecida, con ganas de correr y seguir leyéndote.

  3. Sí, Laia, te entiendo perfectamente. Pero te aseguro que si te pusieras a correr acabarías chorreando.

    Una osita apacible, juguetona y lectora, Ángela? Suena bien.

  4. En alguna ocasión, he visto a alguien corriendo con un chándal en pleno verano, hay gente que cree que es bueno para adelgazar, y lo único que consiguen es deshidratarse. Pero en invierno hay que abrigarse un poco. Los consejos que das están muy bien, aunque igual que tu, creo que nunca he corrido con tres capas, de todas maneras, en Barcelona quizás hace un pelin menos de frío que en Madrid. También hay que tener en cuenta el ritmo al que vamos a correr, ya que cuanto mas fuerte sea, mas calor generará nuestro cuerpo, y mas nos estorbará la ropa, por lo que habría que llevar menos.

  5. Así es, Antoni. En principio, mi intención es ir sólo en manga corta, pero estaré atento a las predicciones metereológicas.

  6. supongo que si la intencion es batir un record personal ir con la minima ropa al final lo agradeces siempre que no aga un temporal extremo.

  7. Josep Pastells 9 Febrero 2009, 0:12 am

    Exacto, Santi. Te ayuda a sentirte más ligero.

  8. Hace tiempo que quería comentar lo siguiente: A los comentarios de este blog les falta la posibilidad de seguimiento por correo. Ya que te obligan a introducir tu email no entiendo como no te avisan cada vez que se ha introducido un nuevo comentario en uno de los post en los que ya has participado. Sé que tú, Josep, no tienes ni idea de cómo resolverlo pero como ésta es la única parte de http://www.maraton.es que uso, es aquí donde he decidido exponer mi queja. Espero que la hagas llegar si puedes. Muchas gracias.

  9. He olvidado decir el por qué de mi queja. Muchas veces escribo para preguntar algo o para poner un punto de vista o crítica y pasados los días, cuando quiero saber si alguien ha dicho algo, tengo que recorrer los post uno a uno para acordarme de dónde exactamente había escrito.

  10. Muy bien, elhijodelchato. Más allá de tus dos comentarios, transmitiré tu queja por los canales oportunos, a ver si se puede resolver.

  11. Hola allí. La verdad que yo me abrigo para correr por Zagreb por los bellísimos parques y lagos que hay en la ciudad. Debo ponerme guantes y gorro, una camiseta manga larga, una camiseta de rugby y por encima una camperita contra la nieve. Este invierno estoy estrenando pantalones largos de esos ajustables, pero me pongo uno corto por encima porque no sea cosa que en el bosque algún oso me toque las nalgas. Va un abrazo rápido, de corredor.

  12. […] meses de noviembre y diciembre son los más fríos del año. Sin embargo, este año no solo se presenta con bajas temperaturas, sino que la lluvia y […]

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR