Deseos de año nuevo: ser más culto (II)

¿Cuántas veces hemos oído o leído que los deportistas no somos nada intelectuales, que deporte y cultura están reñidos? No son más que prejuicios, ya lo sé. Además, las personas que defienden este tipo de opiniones parecen ignorar que todo lo que sea ampliar y ejercitar los conocimientos propios de una forma de vida puede ser calificado de cultura y, por lo tanto, el deporte también. Pero pongámonos en situación. Uno de nuestros deseos de año nuevo es ser más cultos. ¿Cómo podemos conseguirlo?

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
En este 2009, a leer más Deseos de año nuevo: ser más culto (II) Deseos de año nuevo: ser más culto (II) libro
En este 2009, a leer más

Seamos realistas. Ser culto no es algo que se pueda lograr de un día para otro. Es como ser fuerte, pesado o calvo. Requiere tiempo y perseverancia. Si realmente nos hemos planteado ser más cultos, dotarnos de las cualidades que provienen de la instrucción, tenemos que ser conscientes de que se trata de algo muy parecido a un maratón, una carrera de fondo en la que lo menos importante es la rapidez y, más que nada, se premia el esfuerzo y la voluntad.

Pura apariencia

Pero imaginémonos que, como en el post anterior, no se trata de ser, sino de aparentar, eso que tanto se lleva ahora. Ya que no puedo ser más alto, por lo menos quiero parecerlo. Si no soy culto, como mínimo me gustaría fingir que lo soy. Nada más fácil, por lo menos sobre el papel. Luego os propondré un libro perfecto para lograr este propósito, pero hoy en día ni siquiera nos hacen falta libros. Nos basta con acceder a internet y tener buena memoria y capacidad de concentración.

Previsión e información

También hay que ser previsores, por supuesto. Saber a quién queremos deslumbrar y por qué. Si vamos a cenar con el primo de Palencia a lo mejor nos bastará con memorizar los titulares del periódico de ese día y retener algún dato impactante, que demuestre que estamos muy bien informados y sabemos de qué hablamos. Pero si nos visita el amigo finlandés, ese que en su día salió con nuestra hermana sin que la relación llegara a fructificar, tal vez nos interesará recordarle que la paz de Stobolva, firmada en 1617, sirvió para marcar la nueva línea fronteriza con Suecia, que iba del Golfo de Finlandia al lago Ladoga y de allí hasta el océano Glacial Ártico. O que entre 1994 y 1997 la renta nacional finlandesa creció un promedio de un 4,5 por ciento anual, lo que equivalía al doble del promedio de entonces en la UE.

Necesitamos algo más

Pero más que planificar los encuentros puntuales, quien desee aparentar una mayor cultura hará bien en zambullirse en obras que nos ofrezcan algo más, justo lo que andamos buscando. En casa tengo una de este tipo, aunque confieso que todavía no me la he leído. Algún día lo haré y entonces, estoy seguro, pareceré mucho más culto y podré hablar de cualquier cosa con el corredor que, cuando alcancemos el muro en el próximo maratón, me reclame que le cuente algo, cualquier cosa que le entretenga hasta llegar a meta.

Todo lo que hay que saber

Estoy hablando de La cultura. Todo lo que hay que saber, de Dietrich Schwanitz. Leerlo (y memorizarlo) nos garantiza que, si sabemos dosificar los datos y no nos convertimos en unos tostones o pedantes, el interlocutor quedará gratamente impresionado por nuestros conocimientos sobre la obra de Friedich Schiller, Heinrich von Kleist o Jean-Baptiste Molière, por citar sólo tres ejemplos. ¿Os imagináis la escena? En el kilómetro diecisiete de la media maratón, cuando alguien comente que se le está haciendo eterno, podremos decir algo así como “Sí, tienes razón, este último tramo me parece tan largo y monótono como un drama de Strindberg”. Teniendo en cuenta que el otro estará resoplando y apenas tendrá fuerzas para hablar, no tenemos que sufrir por sus preguntas, pero si acierta a decir algo así como “¿De quién?” bastará con responder “de August Strindberg, el autor de Danza de la muerte”. Lo dicho: parecer más cultos no es tan complicado, a menos que tengamos la desgracia de tropezar con un auténtico erudito y nos haga enrojecer de vergüenza a la tercera frase. Pero estadísticamente es muy improbable, no sufráis.

  1. Veo que con el cambio de año no has perdido tu sentido del humor, Josep. Sabes perfectamente que los cultos de verdad no van alardeando de nada, otra cosa muy distinta son los falsos cultos.

  2. Mi único deseo Josep para este año es que no te conviertas en uno de esos que tanto se anuncian.

    Moreno,alto, de 43 años, simpático, deportista y culto busca relación discreta en Madrid.

    Chico soltero 31 años, 1.83, moreno, deportista,culto, sin vicios, gustando el cine, pasear, deporte, vida sana y tranquila.

  3. Josep Pastells 8 Enero 2009, 18:43 pm

    Eso intento, Xènia. Gracias por seguirme.

    Vaya, Ana, lo siento, desde que se inició el año habré publicado ya unos cincuenta anuncios de este tipo. Pero en ninguno de ellos he osado poner que soy moreno, ni alto, ni simpático, ni culto, ni menos aún que no tengo vicios. Por otra parte, no busco ninguna relación discreta ¡y ojalá tuviera 31 años!

  4. Me considero una persona transparente, y no me gusta aparentar. No se si es porque creo que soy muy malo intentando aparentar lo que no soy, o porque soy así de nacimiento y no lo puedo evitar. Por lo que no acostumbro a presumir de culto, sino mas bien intento disculparme con la excusa de que padecí fracaso escolar y dejé la escuela a los dieciséis años. Y si me hablan de Aufust Strindberg, también responderé “¿De quien?”, aunque no esté en el kilómetro diecisiete de la media maratón, porque si respondiera otra cosa, correría el riego de que me pasara como a un señor que mirando una exposición de pintura, el pintor, le dijo: -A mi pintar me relaja (en catalán relaxa)- a lo que el respondió: –Sí que laxa-.

  5. Josep Pastells 9 Enero 2009, 11:46 am

    Sí, Antoni, es mejor no correr riesgos jejeje. No sé por qué me ha venido a la cabeza la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, que en su etapa de ministra de cultura preguntó “¿Quién es Santiago Segura?” y tal vez (nunca ha quedado claro) afirmó que “Sara Mago es una pintora muy buena”.

  6. elhijodelchato 14 Enero 2009, 20:07 pm

    ¿A estas alturas de información global y acceso libre es más culto aquel que ha sido capaz de retener más datos? Yo quiero pensar que es aquel que sabe aplicar en la vida real un mayor porcentaje del total de su sapiencia.

  7. Josep Pastells 15 Enero 2009, 10:44 am

    Estoy de acuerdo, elhijodelchato, yo sólo hablaba en plan jocoso y me ponía en la piel de los que intentan aparentar, que generalmente lo hacen a base de datos y más datos. Nunca me han gustado las enciclopedias andantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR