El arte de correr (IV): la repetición

Repetirse es lo más natural del mundo. Si todo sigue su curso habitual, las personas nacemos, crecemos, nos enamoramos y morimos. Podemos enamorarnos más de una vez, pero lo demás es único e irrepetible, por lo menos en el plano individual. Visto globalmente, sin embargo, todo se repite. Unos nacen, otros mueren y unos cuantos más se pasan la vida corriendo. Y, como es lógico, también los aficionados al running se repiten una y otra vez, aunque si nos detenemos a pensarlo tendremos que admitir que cada una de sus zancadas es personal, intransferible y, no creo que nadie me lo discuta, irrepetible.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

La constancia es repetición El arte de correr (IV): la repetición El arte de correr (IV): la repetición la constancia es repeticion

La constancia es repetición

Si tenéis tiempo y ganas, dedicad unos minutos a escribir en un papel las palabras o frases que utilizáis más a menudo a lo largo del día. Pronto descubriréis que son menos de las que pensabais y que la costumbre de repetir está mucho más arraigada de lo que parece a simple vista. Ni siquiera los puristas de la lengua se libran de las repeticiones y mucho menos un blogger como yo. Estoy seguro de que muchas de las palabras o expresiones que utilizo se repiten post tras post, pero no me preocupa demasiado: ya hace tiempo que dedico más atención al contenido y a la estructura, a lo que intento transmitir, que a las palabras que utilizo.

Pisadas y palabras

El arte de correr también se nutre de repeticiones, ya sean de palabras o de acciones sobre el terreno, de pisadas de todo tipo que por mucho que se parezcan siempre acaban siendo distintas porque distintos son los atletas. Series, ritmo, carrera, velocidad, calentamiento, running, pista, corredores, zapatillas, rodaje… Si me quitarais estas diez palabras me resultaría bastante complicado escribir uno de mis artículos, o por lo menos tendría que pensar un poco más que de costumbre, algo que tampoco me vendría mal. Ya hace años que el escritor catalán Vicenç Pagès me enseñó que el modelo tradicional de la buena prosa literaria requiere una variación elegante, pero aunque intento seguir sus consejos tengo que admitir que no es tan sencillo como parece. De todas formas, Vicenç no se refería tanto a no repetir palabras (que también) como a la necesidad de alternar frases largas y cortas, introducir diálogos y cosas por el estilo, siempre con el objetivo de evitar la simplicidad cargada y la monotonía amanerada.

Mayor variedad

Como hombre sensato que es, si Vicenç fuera mi preparador personal lo primero que me aconsejaría sería que perdiese unos cuantos kilos y dejase de hacer pesas. Pero inmediatamente después, cuando le respondiera que eso es imposible y sólo aspiro a correr cada vez mejor sin variar para nada mi anatomía, me recomendaría que introdujera una mayor variedad en mis entrenamientos. Sesiones de velocidad, alguna serie, un poco de fartlek, rodajes largos… Incluso un experto como él (sigamos trasladando al terreno atlético sus indiscutibles capacidades literarias) sería incapaz de proponerme un repertorio mucho más variado, porque también el running tiene unas reglas y todo o casi todo está inventado.

Y siempre libertad

Por lo demás, los corredores aficionados tenemos la gran suerte de que nadie nos persigue diciéndonos “Ayer ya corriste diez kilómetros”, “es la cuarta vez que das la vuelta a este parque”, “llevas tres semanas sin hacer fartlek” o cualquier otro comentario que incida en los supuestos aspectos negativos de unas repeticiones que, siendo a veces inevitables, no implican necesariamente nada nocivo. Correr nos hace libres, no dejaré de pensarlo por mucho que lo repita.

  1. Correr es libertad, pensar es libertad, podemos deducir que fluir es libertad y desde luego este blog hace fluir.

    Interesantes los puentes entre literatura y deporte, al final parece que todo está mucho más interconectado de lo que parece.

  2. No me importa que te repitas, Josep, siempre te leo con placer. Muchas felicidades por tus 43 años!

  3. Josep Pastells 23 Abril 2009, 12:24 pm

    Sí, Pedro, supongo que las interconexiones están ahí y sólo hay que entretenerse en buscarlas o, si viene a cuento, inventarlas.

    Muchas gracias, Sandra. Siempre es una alegría saber que alguien te lee.

  4. Hola, Josep! Cuanto tiempo sin saber de ti. Espero que te haya ido todo muy bien. He seguido leyéndote, pero me motiva más saber que estás atento a los mensajes.

  5. Josep Pastells 24 Abril 2009, 11:43 am

    Buenas, Ariadna. Sí, he estado desconectado unos quince días, pero ya he repasado todos los mensajes y a partir de hoy estaré al pie del cañón. Me motiva que te motive.

Leave a Reply

Your email address will not be published.