El arte de correr (IX): récords insólitos

No comunes ni ordinarios, desacostumbrados. Así definiría el diccionario los récords que ostentan ciertos atletas de fondo que, lejos de conformarse con las pruebas más o menos convencionales, se enfrentan a retos tan descabellados como correr más de 20.000 kilómetros en un año, pasarse 24 horas seguidas corriendo sobre una cinta con el objetivo de batir el récord Guiness o completar una milla a toda velocidad con una botella de leche en la cabeza. Cuando vemos en acción a una de estas personas tendemos a pensar que buscan objetivos muy rebuscados para evitar cualquier competencia, pero lo cierto es que los rivales brotan como setas e imponerse en cualquiera de las pruebas citadas requiere una forma física extraordinaria.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Como suele decirse: hay gente (y récords) para todo El arte de correr (IX): récords insólitos El arte de correr (IX): récords insólitos como suele decirse hay gente y records para todo

Como suele decirse: hay gente (y récords) para todo

Veamos un primer ejemplo: el corredor indio Tirtha Kumar Phani, que ostenta el récord Guiness de kilómetros corridos en un año. Ahí va la cifra: 22.581. Sí, lo habéis leído bien, una media de más de 61 kilómetros diarios. Es un récord Guiness vigente desde junio de 2007. Kumar Phani lo logró a los 48 años, pero diez años atrás ya había alcanzado los 22.000 kilómetros. El atleta indio soñaba desde niño con la posibilidad de conseguir algo espectacular a nivel mundial. Se había marcado un reto, quizá un destino. Empezó a entrenarse a los nueve años y cuando tenía veinte participó en una expedición en bicicleta hasta la frontera entre Nepal y China, recorriendo unos 35.000 kilómetros. Diez años después ya se sentía preparado para lograr cualquier hazaña. En realidad, Kumar Phani no es un caso asilado, y menos en su país. Sus compatriotas sienten una auténtica pasión por los récords y cada año se realizan en la India cientos de originales intentos por batir las marcas más insospechadas, como reunir a 8.000 personas para que toquen el tambor o escribir miles de caracteres en un grano de arroz.

248 kilómetros en 24 horas

Pero no nos desviemos de nuestro deporte favorito, aunque sea para centrarnos en pruebas un tanto peculiares. Es el caso de la especialidad del chileno Erwin Valdebenito, que a los 43 años consiguió un récord Guiness tras correr ininterrumpidamente 248 kilómetros durante 24 horas sobre una cinta. Estamos hablando de correr (perdonad que repita tanto el verbo, pero me interesa remarcarlo) un día entero a una media de más de diez por hora. ¿Os lo imagináis? Sólo de pensarlo me muero de cansancio y de sueño, me duelen las piernas y deseo tumbarme un montón de horas en la cama.

Corredor y malabarista

Pero si hay un auténtico portento del atletismo atípico y de los récords Guiness es el neoyorquino Ashrita Furman, de 54 años. Tiene en su haber más de cien reconocimientos de este tipo, muchos de ellos logrados gracias a sus facultades como corredor y malabarista. Corrió una milla en poco más de quince minutos transportando a una persona de su mismo peso, ostenta el récord de carrera con palo de billar en equilibrio, ha caminado 140 kilómetros con una botella de leche sobre su cabeza y posee el récord de saltos a la comba bajo el agua. 900 saltos bajo el agua. Probad a hacer uno y ya me contaréis.

Míster Versatilidad

Furman, conocido como Míster Versatilidad, no parece saber lo que es un récord frustrado. También es la persona que ha corrido más rápido una milla con una botella de leche en la cabeza o que ha cubierto a mayor velocidad esta misma distancia dando volteretas. Como no podía ser de otra manera, ha merecido el récord Guiness al hombre con más récords del mundo. ¿Alguien se anima a desbancarlo?

  1. No me veo capaz de andar ni cinco metros con una botella en la cabeza, Josep. Ni tampoco de correr veinte metros cargando a alguien de mi mismo peso. ¿Te atreves tú a competir con Furman?

  2. Josep Pastells 30 Abril 2009, 8:41 am

    ¿Competir con Furman, Ricard? En mi caso, soy incapaz de dar un paso con una botella de leche en la cabeza y la idea de correr cargando a alguien de mi mismo peso no acaba de entusiasmarme.

  3. Yo, a menudo se me caen cosas que llevo en las manos…

  4. Josep Pastells 4 Mayo 2009, 9:07 am

    Jajaja Antoni, ya somos dos.

  5. Y luego nos asombra la fama de Miró y Barceló…

  6. Es increible las azañas de corredores de cualquier parte del mundo.Mi mas sincero saludo y afectividad a todos.Lo que no entiendo es como la administracion estatal o autonomica y local en este pais llamado España(creo que se llama asi de momento)….. en general no hace mas campañas para promocionar el deporte del atletismo(en escuelas), desastroso….y luego se gastan en actos promocionales,etc lo que no esta escrito.Y para que hablar de fichajes de futbol extraterrestres en tiempos de crisis y condonaciones fiscales a SD,CLUBS y futbolistas. Y a los demas deportistas(la base) a que se busquen la vida y si luego 20 años mas tarde sale un fenomeno la mayoria de politicos y administraciones ha hacerse la foto de rigor para preparar futuras elecciones…..Apoyar mas a los jovenes atletas…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR