Estírate un poco (I)

A todos nos gusta estirarnos. O no. Depende del sentido que le demos al verbo, de la situación y de nuestro estado de ánimo, por citar sólo tres de los posibles factores. Pero resulta curioso comprobar que si estamos perezosos –al acabar de despertarnos o cuando nos invade el sueño, por ejemplo– siempre nos apetece estirarnos y lo hacemos sin mayores problemas pero en otras ocasiones, cuando nuestro cuerpo saldría muy beneficiado de los estiramientos, renunciamos a ellos porque no nos seduce la idea de entretenernos con una actividad tan poco divertida. Sin embargo, todos sabemos que son muy necesarios: nos protegen de las lesiones, nos permiten recuperarnos antes y, además, nos ayudan a sentirnos mejor.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Antes de tomar la salida conviene estirar los músculos Estírate un poco (I) Estírate un poco (I) salida corredores
Antes de tomar la salida conviene estirar los músculos

Todos los atletas profesionales conceden una importancia crucial a los estiramientos y la mayoría de los corredores populares también, aunque siempre hay alguna excepción, personas que consideran que no les hacen ninguna falta porque jamás se han lesionado ni ha sufrido molestias de ningún tipo. Es un error bastante extendido entre los atletas más jóvenes, que por razones obvias y naturales se recuperan mejor pero no son conscientes de que estirando correctamente mejorarían sus marcas y sentarían las bases para evitar futuras lesiones.

Lesiones y molestias

Siempre pueden producirse milagros, pero lo más normal es que los deportistas que no estiran acaben lesionándose, sufriendo todo tipo de molestias o recuperándose con más lentitud de la que sería deseable. Está demostrado que una vez cumplidos los 40 años la recuperación es cada vez más lenta, un proceso inevitable que, si pretendemos seguir corriendo sin mayores problemas, si no queremos que cada una de las competiciones en que participamos sea sinónimo de récord frustrado, nos obliga a calentar y estirar cada vez más.

Estiramientos incorrectos

Pero una cosa es estirar y otra muy distinta hacerlo correctamente. Todos hemos visto a corredores que realizan estiramientos muy largos, como si pensaran que alargarlos más tiempo los hace más beneficiosos. Y también es frecuente que mientras se ejercitan hagan muecas de dolor, algo completamente incompatible con los objetivos que andamos buscando.

Tensión controlada

Lo cierto es que hacer estiramientos es algo bastante sencillo, pero siempre que se practiquen de la forma adecuada. En caso contrario, cuando no se siguen las técnicas correctas, pueden causar más daño que beneficio. ¿Y qué es lo correcto? De entrada, no sentir nunca dolor en los músculos que estiras, sino únicamente tensión controlada.

Efecto contrario

Años atrás, estaba bastante extendida la idea de que a mayor dolor mayores progresos. Hasta un niño de tres años se daría cuenta de que se trata de un auténtico disparate pero, por desgracia, hay corredores que aún parecen seguir ese lema. Grave error. La aparición del dolor no es más que un reflejo de protección muscular que obliga al músculo a tensarse para impedir que se rompan las fibras. Así pues, se acaba consiguiendo el efecto contrario y, en vez relajarse y estirarse, los músculos se contraen.

Pérdida de elasticidad

Peor aún. Los estiramientos dolorosos –por lo general son los demasiado largos, los que duran más de 15 o 20 segundos– no provocan sólo dolor, sino también un desgarramiento microscópico que, de mantenerse, ocasiona una pérdida de elasticidad en los músculos. Y más dolor, claro. En los próximos posts hablaré de la forma correcta de estirarse, unos pequeños consejos que deberían tener en cuenta incluso los corredores –yo soy uno de ellos– nada inclinados a estas prácticas. Si siempre andamos a la búsqueda del entrenamiento más adecuado, ¿por qué no hacemos lo mismo cuando se trata de estirar?

  1. es verdad que hacer estiramientos no se por que siempre se deja de lado (en mi caso)siempre o son las prisas o me duran 30 segundos .

  2. Muy buena idea, la de hablar de los estiramientos. Con demasiada frecuencia, no lo hacemos, por pereza o falta de tiempo, y muchas veces, como dices, lo hacemos de forma incorrecta. La verdad es que me haría falta repasarme una buena tabla, estoy seguro que no lo hago de forma totalmente correcta.

  3. Confieso, Santi y Antoni, que yo tampoco soy de los que se matan con los estiramientos, pero cada vez que salgo a correr procuro hacer ni que sean veinte segundos y a la vuelta un poquitín más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR