Experiencia de maratón – parte I

Correr en maratón es una experiencia única, sobre todo cuando se presenta la primer competencia, la preparación físicas se complementa con la ansiedad de participar en la prueba.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Cada maratonista tiene una historia que merece ser contada Experiencia de maratón – parte I Experiencia de maratón – parte I maraton7
Cada maratonista tiene una historia que merece ser contada

Durante la segunda semana de noviembre participé por primera vez en una media maratón. La prueba estaba organizada en Argentina, en la provincia de Córdoba, por un reconocido centro de salud de la ciudad, el Sanatorio Allende. Bajo el lema “Deporte es salud”, el 8 de noviembre se desarrollo el quinto Maratón Aniversario, una multitudinaria celebración de la salud y la familia, distribuida en diferentes categorias, que se corrió por las calles de Córdoba ciudad.

La convocatoria fue de unas seiscientas personas y el calor de la tarde fue el protagonista principal del evento, entre sus atracciones contó con la participación de artistas, en un trayecto que se alternaba entre el cemento urbano, y los tramos que recorrían la costanera del río Suquia, que en Córdoba, atraviesa la ciudad por el centro de la misma. El cauce de agua dio un marco de verde y naturaleza a una competencia moderna, diseñada para desarrollarse en una de las ciudades más grandes de Argentina.

La experiencia

Para los corredores amateur, entre los cuales me incluyo, se realizo un recorrido de cinco kilómetros.
Al comenzar la competencia recordé tantas cosas de las que me había nutrido en este sitio y en argumentos teóricos en general, que realmente me sentía un ganador. El uso de la zapatillas era el ideal, no estaba estrenando nada, así que estaba familiarizado con mi indumentaria, estaba preparado con bebidas isotónicas, y el entrenamiento realizado fue de dos meses, con responsabilidad, constancia y esmero. Mis articulaciones estaban en perfectas condiciones, sobre todo mis tobillo y rodillas que fueron motivo de consulta con mi traumatólogo, ya que tengo una operación por quebradura de peroné.

El clima previo a la competencia fue totalmente familiar, si bien me encontraba en un grupo de corredores amateur, mi único objetivo era terminar la prueba; los profesionales estarían ocupados con sus propios objetivos, además también estaban las categorías de sillas de rueda, no videntes, hombres y mujeres de mas de cincuenta años, etc.

El recorrido

Aunque tengo el conocimiento necesario que tiene todo corredor en este tipo de pruebas, debo resaltar que el recorrido fue muy duro y agotador, sobre todo por el calor imperante y el esfuerzo de correr sobre cemento, ya que el trayecto se desarrollo por las calles de la ciudad. En realidad el más duro adversario no fue la resistencia física, sino la predisposición mental pero sobre ese tema me explayare en el próximo contacto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.