Fuerza y resistencia

La mayoría de los corredores populares prescinde casi por completo de los entrenamientos de fuerza y se centra en los de resistencia. Aunque se trata de algo muy lógico (el objetivo de los fondistas es adquirir la mayor resistencia posible), no me resisto a hablar de los beneficios que conlleva tener un poco más de fuerza.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

No subestimes el poder de la fuerza Fuerza y resistencia Fuerza y resistencia no subestimes el poder de la fuerza

No subestimes el poder de la fuerza

¿Qué significa tener un poco más de fuerza? Como siempre, habría que centrarse en cada caso, en los deseos y necesidades de cada atleta, pero es evidente que estamos hablando de mejorar el rendimiento, de compensar el tren inferior y el superior para conseguir un físico más equilibrado que nos permita correr mejor. ¿Qué significa correr mejor? La respuesta la tiene cada uno de nosotros. Puede que para uno equivalga a correr más rápido y para otro a sentirse mejor al terminar. Es posible que alguien sólo aspire a eliminar las molestias en la espalda y otra persona tenga muchas ganas de ampliar su zancada. Cada caso es distinto, pero en general todos apostaríamos por una fórmula que integrara rendimiento y bienestar, que nos hiciera sentirnos a gusto sin tener la sensación de que estamos rebajando nuestras exigencias atléticas.

El ejemplo de Jimmy

Jimmy vive en Londres y corre desde hace años por los parques de la ciudad, especialmente por Hyde Park, el más grande y concurrido de la capital británica. Le encanta trotar por los prados suavemente ondulados mientras contempla a la gente que pasea, rema en el lago Serpentine o se reúne para charlar o tomar el sol. A sus 35 años, Jimmy sigue estando muy en forma y es capaz de correr más de ocho millas en una hora, pero ya hace algún tiempo que se ve demasiado delgado y cada vez tiene mayor motivación para aumentar de peso sin por ello dejar de correr.

Deseo e interés

La opción más fácil, pero también la más desacertada, sería variar sus hábitos alimenticios de tal manera que en pocos meses gane unos cuantos kilos. Pero Jimmy no quiere ganar grasa, sino músculo, quiere sentirse más fuerte sin dejar de correr. Incluso está dispuesto a correr un poquito más despacio a cambio de verse con mejor aspecto. Quizá influya en ello el interés que desde hace unos meses siente por Bette, una compañera de oficina, o tal vez sea un deseo repentino que se ha instalado en su mente tras ver en una revista la fotografía de la selección italiana de fútbol, atletas con el torso desnudo que proclaman a los cuatro vientos que son fuertes y resistentes. Sin pretender convertirse en Míster Universo, Jimmy sí quiere parecerse a ellos y en el próximo post le daremos algunos consejos para lograrlo.

  1. Bon estiu, Josep!

  2. Josep Pastells 16 Julio 2009, 12:30 pm

    Muchas gracias, Xènia. Buen verano para ti también. Por cierto, estaré unos días completamente desconectado de casi todo, pero supongo que irán saliendo artículos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.