Gloria olímpica (XV): Abebe Bikila II

Sólo dos atletas han repetido triunfo en el maratón olímpico. El primero de ellos fue el etíope Abebe Bikila, que en 1964 revalidó en Tokio la medalla de oro que había obtenido en Roma cuatro años atrás. La cita en la capital japonesa estuvo repleta de novedades técnicas; no en vano, los bautizaron como los Juegos de la electrónica. Por primera vez, la televisión ofreció imágenes de las pruebas en directo o en diferido gracias al satélite artificial Symcom III. La organización no reparó en esfuerzos y, además de exhibir relucientes edificios de acero y de cristal, creó unas instalaciones modernas y ejemplares. En el aspecto deportivo, fueron los primeros Juegos en los que la natación mereció tanto o más interés popular que el atletismo.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

En 1964, y esta vez con zapatillas, Abebe Bikila volvió a ser el más rápido Gloria olímpica (XV): Abebe Bikila II Gloria olímpica (XV): Abebe Bikila II en 1964 y esta vez con zapatillas abebe bikila volvio a ser el mas rapido

En 1964, y esta vez con zapatillas, Abebe Bikila volvió a ser el más rápido

La ceremonia inaugural fue la más vistosa y colorista que se recordaba hasta entonces. Bajo la presidencia del emperador Hiro Hito, 5.541 atletas de 94 países desfilaron ante los 70.000 espectadores que llenaban el estadio. Cinco aviones sobrevolaron el cielo de Tokio para dibujar los aros olímpicos y desde el primer momento quedó muy claro que la capital japonesa saldría airosa del reto.

La caída de Kaminaga

Aunque los nipones ya tenían asumido que no cortarían el bacalao ni en atletismo ni en natación, sí que tenían depositadas grandes esperanzas en el judo. De hecho, dominaron en casi todas las categorías de este deporte, pero el triunfo que más ansiaban era el de su héroe nacional, Akio Kaminaga, en los pesos pesados. Contra todo pronóstico, éste perdió la final ante el gigantesco judoca holandés Geesink. Otro titán, el boxeador norteamericano Joe Frazier, avasalló a todos sus adversarios hasta conseguir la medalla de oro en los pesos pesados.

Atletismo y natación

En las pistas de atletismo, merece especial atención el triunfo del norteamericano Alfred Oerter en lanzamiento de disco. Ni siquiera una lesión en la columna vertebral impidió que lograra el oro olímpico por tercera vez consecutiva. Y no sería la última. Otro de los triunfadores fue el neozelandés Peter Snell, que ganó las carreras de 800 y 1.500. En la piscina, el norteamericano Don Schollander acaparó cuatro medallas de oro en 100 y 400 metros y relevos 4×100 y 4×200.

Exhibición de Bikila

A pesar de que el gran Abebe Bikila se presentó en Tokio cinco semanas después de haber sido operado de apendicitis y habiendo entrenado mucho menos de lo habitual en él, no tuvo ningún problema para ganar su segunda medalla de oro, estableciendo también una nueva marca olímpica y mundial: 2h 12’11”. Distanció al segundo clasificado, el inglés Heatley, en más de cuatro minutos. Sin embargo, en esta ocasión Bikila no corrió descalzo. Usó unas zapatillas blancas con las que se convirtió en el primer atleta que ganaba en dos ocasiones el maratón olímpico.

Accidente de autobús

Cuatro años más tarde, el fondista etíope también figuraba entre los aspirantes al oro en los Juegos Olímpicos de México, pero esta vez no pudo romper barreras y se vio obligado a abandonar en el kilómetro 17. En 1969, un accidente de autobús le provocó una parálisis parcial del cuerpo. Falleció cuatro años más tarde, cuando contaba 41. El estadio nacional de Addis Abeba fue bautizado con su nombre. Siempre será recordado como el campeón que corría descalzo.

  1. El repaso de los ganadores olímpicos está muy bien y sí, Bikila era un monstruo sin zapatillas, pero ya tengo ganas de que llegues a Pekín (ánimo sólo te faltan 44 años!) para que vuelvas a exprimirte un poco el seso, campeón.

  2. Josep Pastells 12 Marzo 2009, 14:58 pm

    ¿Insinúas que ahora no me lo exprimo, Xènia? Jeje. Aunque no te lo creas, yo también tengo ganas de llegar a Pekín.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR