Grandes maratonistas: Abebe Bikila

Abebe Bikila es un corredor de origen etíope que logró romper una gran cantidad de records, con lo cual se consagró rápidamente en toda una leyenda para su país y en un hombre digno de ser admirado por sus pares. Consiguió victorias increíbles a lo largo de su carrera, sin embargo, su vida fue tan espectacular e inesperada como para muchos como su final.

Compartir...Share on Facebook3Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
El etíope Abebe Bikila ha pasado a la historia como uno de los maratonistas más completos Grandes maratonistas: Abebe Bikila Grandes maratonistas: Abebe Bikila bikila
El etíope Abebe Bikila ha pasado a la historia como uno de los maratonistas más completos

Abebe Bikila nace en 1932, en un pueblo llamado Jato, a unos 130 km de Addis Abeba, Etiopía. Conforme las tradiciones de la tribu en la cual vivía, dentro de su infancia se dedicó a realizar labores de pastor y estudiante. Este corredor pertenecía a una familia muy numerosa y pobre de campesinos, por ello es que dentro de su historia se puede comentar que ingresó al ejército cuando apenas tenía 17 años, pensando en la forma de ganarse el sustento diario.

La historia de un héroe etíope

Conforme se cuenta por conocedores de la época, la guardia imperial tenía la fama de ser sumamente resistente, sin embargo Bikila había corrido de manera muy esporádica, quizás más como una forma de sobrevivencia que otra cosa. No obstante lo anterior, uno de los superiores de Bikila, el comandante sueco Omni Niskanen, ex deportista, advirtió los increíbles dones para aguantar largas distancias, en un corredor excepcional. La idea del sueco era interesante, sin embargo una de las cuestiones más importantes es que alcanzó a tener la paciencia necesaria para transformar el diamante en bruto en una joya perfecta.

El entrenamiento fue bastante especial, se aplicaban baños de sauna, ejercicios de baloncesto y largas carreras en carretera, con lo cual Bikila indiscutidamente se transformó en la máquina perfecta devoradora de kilómetros. Algunos cuentan por ahí que mientras ocurría el desfile de atletas etíopes que habían participado en los Juegos Olímpicos de Melbourne, el futuro campeón Bikila se había visualizado representando a su país más adelante.

El comienzo de un gran maratonista

Teniendo 24 años de edad, en el año 1956, Abebe Bikila participo en los campeonatos nacionales de las Fuerzas Armadas, logrando superar en aquella maratón a Wami Biratu, quien poseía los mejores registros nacionales de los 5 y 10 kilómetros. Bikila, sin tener que esforzarse demasiado, sumo una victoria en su primera carrera importante y luego comenzó a romper los récords establecidos por Biratu. Con los resultados obtenidos, el africano ya había tomado confianza y se preparaba para los Juegos Olímpicos de Roma en el año 1960.

Finalmente, Abebe Bikila vestía el uniforme de su país y lo iba a representar en una olimpiada, teniendo el nombre de Etiopía en su espalda. La carrera realizada en los juegos olímpicos le significó convertirse en una de las mayores leyendas deportivas, y su nombre comenzó a sonar familiar en todo el mundo. No contento con ganar la maratón, además estableció un nuevo récord mundial de 2:15:16, y logró posicionarse como el primer africano que obtiene una medalla de oro en algún juego olímpico.

Peculiaridades de un ganador

Dentro de las curiosidades que pueden comentarse, en lo relativo a las Olimpiadas realizadas en Roma, está el hecho de que Abebe Bikila compitió a pies descalzos, es decir no utilizó ninguna protección en sus pies y aún así logró ganar la maratón, imponiendo por si fuera poco, un récord mundial sin mayor esfuerzo. Dentro de las declaraciones que el deportista africano dio al final de la justa, señaló que él sentía la necesidad de que todo el mundo supiera que en Etiopía se gana con determinación y heroísmo.

Cuatro años más tarde, se enfrenta en los juegos olímpicos de Tokio, en aquel entonces la fama del etíope estaba por las nubes, de hecho se menciona poseía un sin número de seguidores en el imperio del sol naciente. No obstante aquello, debido a una apendicitis, se vio obligado seis semanas antes de partir a esa ciudad, a internarse en un hospital para ser operado. Como era de esperarse, Bikila se recuperó al 100% y en conjunto con sus colegas mamo Wolde y Demssie Wolde, comienza a entrenar a los pocos días de su llegada a Tokio. Increíblemente a tan sólo seis semanas de haber sido operado, el etíope se alza con la victoria de la maratón de Tokio.

Bikila, hombre de records

El haber ganado la maratón de Tokio en las olimpiadas, hace que exista otro record para el etíope, y es que no existía en aquel entonces ningún corredor que haya ganado de manera constructiva dos medallas de oro en dos olimpiadas distintas. La hazaña que realiza Bikila, sólo podrá ser revertida más adelante por el alemán Waldemar Cierpinski, esto fue en Montreal el año 1976 y en Moscú en 1980. En segunda instancia otro de los puntos que vale la pena destacar es que volvió a fijar un récord mundial, en esta oportunidad fue 2:12:11.

Para las olimpiadas que se realizarían en México el año 1968, el africano se entrenó muy duro, sin embargo debió retirarse de la competición después de haber recorrido 15 km. Todo lo anterior gracias a una fractura muy importante en su pie. En aquel entonces encontraría la victoria su compatriota etíope Mamo Wolde.

Un final inesperado

Lamentablemente, en el año 1968 el extraordinario Abebe Bikila sufrió un accidente automovilístico en la ciudad de Sheno, accidente que por cierto le costaría la carrera como deportista y una imposibilidad perpetua, pues había resultado parapléjico.

Sin embargo no estaba todo dicho para el africano, debido a que en el año 1973, un 25 de octubre sucumbe finalmente ante una enfermedad que lo tenía muy complicado desde hace ya varios meses. El legendario deportista fue enterrado en los territorios de la iglesia de St. Joseph, ante la presencia de una gran muchedumbre y del entonces emperador Atse Haile Selassie.

  1. Me parece muy justo recordar a grandes atletas como Bikila.Podría servir como tema de motivación, sobre la perseverancia y la estrategia (me parece que el sabía que no podía ganar en México, pero sacó de su ritmo a los favoritos y logró que su compatriota ganara).
    Gracias

  2. miguel angel garcia robles 17 Septiembre 2011, 15:44 pm

    Es muy buena azaña del etiope africano Abebe bikilia es un buen ejemplo para muchos deportitas y corredores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.