Grandes maratonianos: Emil Zatopek

Emile Zatopek es, desde siempre, un corredor excepcional que dejó marcada la historia de la maratón y otras carreras de fondo gracias a su increíble capacidad innata de superar grandes distancias sin terminar fisiológicamente deteriorado. Ha sido el único competidor de maratón que ha salido sexto en una competencia, estando convaleciente de una operación.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Emil Zatopek, la \ Grandes maratonianos: Emil Zatopek Grandes maratonianos: Emil Zatopek zatopek
Emil Zatopek, la “Locomotora Humana” fue uno de los mejores en 5.000, 10.000 y maratón

En el momento en que Emile Zatopek gana la medalla de oro y plata en los 10.000 y 5.000 metros de las olimpiadas de Londres en 1948, los periodistas especializados lo apuntaban como un atleta de excepción. Tan sólo era la segunda vez que corría 10 km en su vida y ya se imponía por más de 48 segundos; mientras que en los 5.000 metros tan sólo perdió por menos de un segundo.

El surgimiento de la Locomotora Humana

Más tarde, Zatopek sería también conocido con el apodo de “la locomotora humana”. Creemos que no vale la pena explicar la razón de su apodo, sin embargo a modo de curiosidad, sería entretenido  comentarles que físicamente poseían un aspecto algo destartalado, incluso parecía algo enjuto. Nació el 19 de septiembre de 1922 en Koprivince, actual territorio de la República Checa, siendo hijo de un carpintero, poseía un espíritu de oro.

El particular estilo de correr de Zatopek, donde su cabeza se sacudía de lado a lado para soportar el terrible envión que daba con sus brazos, hacían el juego perfecto con una cara contorsionada que hacía parecer sufría como si fuera una tortura. Sin miramientos respecto de lo anteriormente comentado, Zatopek rompió todas las marcas que pudo en cada una de las competencias en las cuales tomó parte.

Una historia llena de éxitos

Llegando a 1949, vuelve a establecer dos récords mundiales, ambos para los 10.000 metros con un tiempo de 29:21:02 minutos. Un año después se adueña de los 5.000 y 10.000 metros en el campeonato europeo. Sin embargo, el punto en que el corredor sería marcado como un verdadero fenómeno del atletismo mundial, fue cuando obtuvo la victoria en las olimpiadas de Helsinki. Logró hacerse con el primer lugar en tres pruebas distintas en las que participo, triunfando con una absoluta comodidad en los 10.000 metros, gracias a un tiempo de 29:17 minutos.

Se podría decir que Zatopek tenía un contacto extraordinario con el público, cuestión que le valía de mucho en cada competencia debido a que su nombre era vitoreado repetidas veces. Ocurrió en una ocasión en que Zatopek se encontraba en problemas, reñía por el primer lugar con el francés Alan Mimun, y fue precisamente en esos momentos cuando gracias a que el público vitoreaba enloquecido su nombre, consiguió alcanzar el primer lugar por un segundo de diferencia, algo fuera de todo pronóstico.

Zatopek logro mantenerse siete años consecutivos como el numero uno de los 10.000 metros, 1948, 1949, 1950, 1951, 1952, 1953 y 1954. Durante el período anteriormente comentado, batió cinco veces el récord mundial. Así como en los 10.000 metros, se impone durante seis años en la prueba de los 5.000 metros (1947-1950 y 1952), marcando el record mundial en 1954, con un tiempo de 13:57:02.

Llegado el año 1957, Emile Zatopek decide retirarse del atletismo, a pesar de que un año después se presenta en los juegos olímpicos de Melbourne, donde corre convaleciente de una operación y termina en sexto lugar en la prueba de maratón.

  1. me siento orgulloso de tener el nombre emil q saber q emil zatopek fue un gran atleta olimpico y a gradesco q mis padres me allan puesto emil fue el mejor de todos el mas grande el unico el inmortal emil zatopek la gran locomotora humana

Leave a Reply

Your email address will not be published.