Historias de Maratón 1960

La Maratón corrida en el año 1960 sería sin pensarlo la invitación entregada a todos los corredores del continente para hacer su entrada magistral y no volver a soltar los mejores cronos que hasta ahora se han visto en la competencia que nos convoca. Un claro avance de la ciencia deportiva y medicina del mismo campo hace posible que tanto el mantenimiento como el entrenamiento de los maratonistas permita obtener mejores tiempos, aparte de poder medir las capacidades físicas con mayor precisión en cada uno de ellos.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Con Abebe Bikila, en 1960 comenzó el dominio africano en las pruebas de fondo Historias de Maratón 1960 Historias de Maratón 1960 bikila
Con Abebe Bikila, en 1960 comenzó el dominio africano en las pruebas de fondo

Comenzamos con las olimpiadas de Roma el año 1960, donde por fin se pone a prueba la teoría científica de preparación para un corredor de Maratón, esta vez con resultados ciertamente increíbles comparándolo con lo que venía siendo unos años atrás la competición. No obstante, a pesar de ser un claro avance deportivo en la concepción del competidor como tal, lo más memorable de la justa en esta oportunidad fue el emerger del continente africano con serios exponentes del deporte de atletismo, en esta oportunidad la maratón.

Abebe Bikila entra en la historia

Es acá, en Roma, donde Abebe Bikila se consagra como uno de los mejores maratonistas de todos los tiempos, pues el etíope hizo su entrada triunfal a la vista y paciencia de todos los fanáticos con un tiempo simplemente irrisorio, dos hora con quince minutos y diecisiete segundos, algo sin lugar a dudas notable. Lo más espectacular no estaba dicho, pues Abebe corrió durante toda la carrera a pies descalzos, es decir que surcó toda la maratón de 1960 sin zapatillas ni protección en los pies, ¿será éste un súper hombre? Será la primera vez que no entremos a discutir el tema por las dudas que nos deja la hazaña del africano.

Roma 60; empieza la hegemonía africana

Para mayor sorpresa de todos los presentes en Roma, el segundo lugar fue ocupado por otro africano, el marroquí Rhadi Ben Abdeselem, con lo que se da inicio a lo que hoy es una invariable realidad… los africanos dominan el deporte de maratón en su mayoría. Durante la próxima olimpiada del año 1964 en Tokio, Bikila logra una nueva hazaña, esta vez con un tiempo de dos horas con doce minutos y doce segundos. No se sabe hasta la fecha si el tiempo logrado por el africano fue gracias a una excelente preparación, que posibilito bajara la marca, o a que esta vez utilizó zapatillas de una prestigiosa marca.

Durante las olimpiadas de 1968 celebradas en México vuelve a intentar hacer lo propio, pero esta vez no lo consigue y termina por abandonar la maratón debido a una serie de lesiones en sus rodillas, por lo que Mamo Wolde, otro africano, se hace con el primer puesto.

Lamentablemente el desenlace de Abebe Bikila no fue el que se merecía como deportista, y es que por culpa de un desafortunado accidente automovilista quedó imposibilitado de volver a usar las piernas y postrado en una silla de ruedas de por vida. Finalmente, Bikila fallece en 1973 a la edad de 41 años aunque no sin dejar una huella notoria en África donde hasta el día de hoy se le recuerda como todo un héroe.

Gracias a la sorprendente aparición de Bikila, el continente africano se dio cuenta del increíble potencial que poseían en sus jóvenes, por lo que comenzaron a entrenarlos con mayor profesionalismo,lo que indefectiblemente llevó a Etiopia, Kenia y Marruecos a ser grandes expositores de corredores de fondo en el mundo hasta la fecha.

Entrada de Japón en el panorama maratonístico

Sin embargo y a pesar de que los africanos se lanzaban con todas las luces a ser los mejores exponentes del atletismo, incluida la Maratón, los japoneses entregaban un dato muy interesante en 1963. Durante la competencia de Beppu, el 17 de Febrero de 1963, se despertó una mirada sorpresiva a Japón por el mundo de los maratonistas, pues Toru Terasawa se hacía con la victoria con una crono de dos horas con quince minutos y dieciséis segundos, mas no sólo por eso todo el mundo se sorprendió, sino porque diez corredores más lograron un crono por debajo de las dos horas y veinte minutos, sin duda que un acontecimiento memorable para el deporte nipón.

  1. HOLA
    ESTOY BUSCANDO LA RUTA DEL MARATON DE LAS OLIMPIADAS DE 1968 DE MÉXICO. ESPERO ME PUEDAN AYUDAR

    SALUDOS,

    CARMINA RODRÍGUEZ ZALDIVAR

  2. segundo cabezas 31 Marzo 2010, 22:51 pm

    me siemto contento que nosotros los afrodecendientes formemos parte de la historia tengo un libro de todos los negros que hicieron historia ecuador y el mundo

Leave a Reply

Your email address will not be published.