Hoy no tengo ganas

Aunque sería perfectamente lógico que el título hiciera referencia a que no tengo ganas de escribir este post (estoy un poco cansado y me tienta la idea de lanzarme de cabeza al puente de mayo, que cuando leáis estas líneas ya habrá finalizado) o a la frase que algunas personas utilizan para comunicar a sus parejas que hoy no habrá sesión sexual de alto voltaje –ni de medio, ni de ningún tipo–, lo cierto es que interrumpo la serie dedicada al arte de correr para hablar de esos días en los que no tenemos ganas de practicar nuestro deporte favorito.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Hay días en los que sólo apetece relax Hoy no tengo ganas Hoy no tengo ganas hay dias en los que solo apetece relax

Hay días en los que sólo apetece relax

Es algo muy habitual. Lo raro sería que una persona corriera todos los días del año, a menos que se trate de Tirtha Kumar Phani, claro. Pero por regla general todos sentimos de vez en cuando la necesidad de saltarnos algún rodaje. Yo mismo, por ejemplo, hace quince días que apenas corro. Estaba un poco saturado y necesitaba tomarme un respiro, de manera que durante un par de semanas me he olvidado de las zapatillas para dedicarme a actividades un poco distintas: boxeo, pesas y bastante sofá. De todas formas, tras el puente de mayo retomaré mis rutinas habituales y en pocas semanas ya estaré corriendo como un guepardo. Es un decir.

No hacerse el remolón

Vale, vale, ya me centro. Al poner el título del post antes de empezar a escribirlo pensaba hablar de esos días en los que un corredor no tiene ganas de entrenarse. Días en los que toca hacerlo y, por la razón que sea, nos sentimos incapaces de salir a trotar. Mi experiencia me dice que, por mucho que cueste, es preferible obligarse a seguir el programa establecido o, si no tenemos un plan definido, lo que habíamos previsto de antemano. Si no lo hacemos, es muy posible que acabemos sintiéndonos culpables y experimentemos algún tipo de remordimiento. Tampoco hay que exagerar, pero está claro que dejarse llevar por la pereza o la falta de interés no es el mejor camino para conseguir nada. En cambio, si somos capaces de dejar de hacernos el remolón es casi seguro que a los pocos minutos empezaremos a sentirnos perfectamente y nos alegraremos de haber salido a correr.

Sin ganas y sin fuerzas

Siempre hay excepciones, por supuesto. Si nuestra falta de ganas obedece a algún tipo de molestia física, lo más sensato es dejarlo para otro día. No conviene forzar el cuerpo y, ante la duda, siempre es mejor descansar que obligarnos a cubrir unos cuantos kilómetros sólo por cumplir lo que habíamos previsto sobre el papel. Tampoco tiene mucho sentido correr sin fuerzas, tan cansados que lo único que deseamos tras cada zancada es meternos en la cama hasta el día siguiente.

Recargar los depósitos

Si realmente nos sentimos así, tendremos que plantearnos si estamos comiendo bien, aportando a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita. Los amantes del running necesitamos mucha energía y, en concreto, buenas dosis de carbohidratos. Y es tan importante ingerirlos antes de la carrera (siempre con la medida y la antelación adecuadas en función de la distancia que pensamos recorrer) como al finalizarla, ya que en caso contrario no recargaremos correctamente nuestros depósitos.

Problemas físicos

En cualquier caso, a la más mínima sospecha de que nos ocurre algo (hablo de una desgana evidente durante varios días) deberíamos acudir al médico. Puede ser que tengamos una infección, o que la fatiga prolongada sea provocada por la falta de hierro, vitaminas o cualquier otra carencia que deberíamos resolver lo antes posible. Todos tenemos derecho a decir hoy no tengo ganas, pero conviene asegurarse de que nuestra inapetencia atlética obedece a nuestra voluntad, no a ningún tipo de problema físico.

  1. Tienes toda la razón, Josep. Si te dejas vencer por la pereza es fácil que vaya ganando terreno poco a poco y al final dejes de hacer deporte.

  2. Pedro Fernaud 5 Mayo 2009, 10:44 am

    Desde luego, la pereza no es una buena compañera de viaje, no al menos de manera frecuente. Es verdad, ante la duda, siempre es mejor descansar. Pero la satisfacción de venecer tus momentos de debilidad convierte al runner en una persona más realizada y segura de sí misma…

  3. Al igual que sales a correr nevando, con 40 grados, granizando, de madrugada o en la siesta, y lo ves como algo normal, date permisos para no hacerlo y no sentirte culpable. Ya vendrán las ganas, y conociéndote te sobrarán.

  4. Josep Pastells 5 Mayo 2009, 13:07 pm

    Así es, Ricard y Pedro. Son detalles como estos (vencer nuestras debilidades) los que nos hacen sentirnos mejores, más fuertes.

  5. Josep Pastells 5 Mayo 2009, 13:12 pm

    Ángela, es el segundo día que cruzamos mensajes y debo responderte aparte. Muchas gracias por tus ánimos. De todas formas, hoy mismo saldré a correr, como ya hice el fin de semana pasado en Plasenzuela, una buena experiencia de la que, por cierto, hablaré en el próximo post para dar la bienvenida a un nuevo amante del running.

  6. La pereza está muy mal vista para los cristianos, la califican como séptimo pecado capital, además la educación que hemos recibido y nuestra forma de vida, nos anima siempre a hacer algo productivo, hacer deporte, culturizarnos, trabajar… Yo creo que un mínimo de pereza es bueno, desconectar de todo y no hacer nada más que respirar, es a veces necesario. Simplemente hay que saber dónde está el límite.

  7. Bien dicho, Inés. Lo complicado es averiguar dónde está ese límite de que hablas.

  8. Josep Pastells 5 Mayo 2009, 18:02 pm

    Estamos de acuerdo, Inés, por algo somos ateos. Averiguar dónde está ese límite quizá no es tan difícil como no sobrepasarlo, Ariadna. Como en tantas otras cosas, sin embargo, lo que hagamos depende de nuestra voluntad.

  9. Es bueno tomarse el hecho de salir a correr como una obligación, siempre y cuando disfrutemos corriendo.

  10. Josep Pastells 6 Mayo 2009, 8:41 am

    Así es, Antoni. Lo importante es disfrutar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR