La importancia de la superficie

Las características de la superficie donde se desarrolla la actividad de correr, es un factor de gran importancia para conservar y alcanzar los objetivos que se plantea cada deportista de un modo individual.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

La importancia de la superficie La importancia de la superficie la importancia de la superficie

La importancia de la superficie

Al realizar la práctica deportiva de correr, cada deportista plantea diferentes objetivos individuales que además se constituyen como principales elementos de motivación en esta actividad. Para alcanzar un buen rendimiento y además protección de posibles lesiones del organismo, cada corredor debe realizar ciertas observaciones de un modo integral que comprenden diferentes aspectos de la práctica. Observar las respuestas del organismo, la evolución propia en las distancias y en las exigencias, las características del contexto donde se realiza la actividad, las preferencias individuales en relación a correr sólo o acompañado, y sin lugar a dudas observar las superficies de desplazamientos constituyen elementos de gran valor para el cuidado integral del físico y para alcanzar los objetivos planteados inicialmente.

La superficie de desplazamiento

Muchos corredores se familiaricen con diferentes contextos, y rutinariamente realizan las prácticas deportivas en las mismas superficies donde además, se sienten cómodos. Si bien en los grandes centros urbanos muchas veces es una gran dificultad encontrar los espacios apropiados para entrenar, es también una realidad que los entrenamientos para tener mejores resultados, deben ser realizados en superficies complementarias. Es decir que no es conveniente realizar entrenamientos constantes en superficies duras, sino que es una buena idea alternar con superficies blandas que pueden encontrarse en parques y en costanera de ríos y mares. Si bien inicialmente cada deportista realiza el trabajo detallado de seleccionar la superficie adecuada de los espacios para entrenar, con la continuidad de los entrenamientos y el esfuerzo progresivo de los mismos, se pueden encontrar o presentar ambientales que contribuyan a que cada corredor realice cambios en sus rutinas deportivas.

El cuidado del organismo

Cuidar el organismo y el físico forma integral es uno de los objetivos de cada deportista. De este modo si las supersticiones se realizan requeridas frecuentemente sufre algún cambio debido al contexto climático o situaciones ambientales, cada corredor debe observar la conveniencia o no de continuar o desarrollar del entrenamiento durante esa jornada. Una situación muy habitual es cuando la superficie cotidiana de entrenamientos se encuentra mojada producto de la lluvia o de intensa humedad. En estas situaciones evitar problemas en las pisadas de los desplazamientos puede ser muy oportuno para que no ocurran lesiones redobla duras de tobillos o inclusos de un nivel superior relacionada con musculatura y ligamentos. La superficie, y el estado de la misma, constituyen un factor de gran importancia en la práctica cotidiana de correr.

Leave a Reply

Your email address will not be published.