La maratón de Nueva York, primera parte

La Maratón de Nueva York es una gran exponente de las competencias de fondo mundiales, tanto así que se ha usado como modelo de organización para diversas pruebas en el mundo. De todo lo que se puede apreciar acá, es fácil concluír que sin temor puede apodarse como “la maratón de la diversidad”, pues ha sido concebida estructuralmente para mostrar a Nueva York como la metropolí que es.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
La mítica Maratón de Nueva York recorre las calles más emblemáticas de la ciudad de los rascacielos La maratón de Nueva York, primera parte La maratón de Nueva York, primera parte ny
La mítica Maratón de Nueva York recorre las calles más emblemáticas de la ciudad de los rascacielos

La primera maratón realizada en Nueva York, se efectuó en 1970, momento en el que contó con un presupuesto de apenas $1.000 y tan sólo 55 corredores de los que participaron, lograron terminar la competencia. La versión realizada en 1970 y las cinco siguientes, se circunscribieron a un perímetro que no rebasaba el del central Park.

No obstante lo anterior, el director de la prueba Fred Lebow, tenía planes muy ambiciosos para lo que más adelante sería una de las maratones mundiales más importantes del mundo. Se trata de Nueva York, la ciudad símbolo de los Estados Unidos para muchas personas, motivo suficiente como para comenzar a pensar en incluir ciertos distritos como Brooklyn, Staten Island, Queens, el Bronx y Manhattan, todo lo cual contribuyó en convertir a una pequeña maratón en toda una prueba.

Nueva York, la Maratón de la Diversidad

En la maratón que se realiza todos los años en Nueva York, se puede inmediatamente distinguir a los distintos integrantes que representan diferentes culturas, etnias y estratos sociales, todos los cuales conviven de una u otra forma en esta gran metrópoli. Quizás el emblema correcto para calificar a la maratón de Nueva York, sería decir que es “la maratón de la diversidad”.

La historia de esta competencia realizada en los Estados Unidos, comienza en el año 1976, donde justamente se celebraba el bicentenario del país mencionado, pues éste es el momento, pasados seis años desde que se organizó la primer carrera, en que se define de manera definitiva el recorrido que comienza en Staten Island y termina en Manhattan, específicamente en el central Park.

Nueva York, una gran Maratón

Comenzó humildemente, pero hoy es todo un monstruo de las competiciones de maratón que se realizan en el mundo, quizás es por lo mismo que recibe una cobertura tan grande, hablamos de que existe una cantidad de espectadores cercana a los 2 millones, los cuales siguen en las calles atentamente el recorrido de más de 30,000 corredores. Sin perjuicio de todo lo anterior, según ciertas estimaciones es bastante factible que la audiencia que lo sigue por televisión se acerque a los 10 millones de personas, junto con 12,000 voluntarios que son requeridos para su organización.

La complejidad y el trabajo logístico que trae aparejado el organizar una maratón de esta envergadura, es sumamente excesiva, puesto que basta con sólo pensar que durante la carrera se atraviesa prácticamente todo Nueva York, algo que en su momento se puso en duda pudiera resultar un éxito. No obstante aquello, se cumplieron absolutamente todas las expectativas, transformándose con esto en la maratón más atractiva de aquellos años, y además como un verdadero modelo de la perfecta organización con que debe contar una maratón de clase mundial.

Cuando hablamos de Nueva York, nos referimos a una competencia distinta al resto que se realizan en el mundo, sin perjuicio de tener que comenzar por la iniciativa que se lleva a cabo en Boston, cual es sin duda la que posee mayor historia y tradición en los Estados Unidos, siendo fundada casi un siglo antes. Ya lo habíamos dicho en un artículo anterior, y es que la maratón de Londres se creó a semejanza de la neoyorquina que comentamos en el presente artículo, así al menos lo publicó su fundador Chris Brasher.

Leave a Reply

Your email address will not be published.