Los peligros de las bebidas energéticas

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Las bebidas energéticas son unas sustancias muy demandadas para aquellas personas que necesitan un plus de energía en un momento determinado. Sin embargo, hay que tomarse su consumo con precaución y atender a la información de los envases. A muchas personas les resulta perjudicial este tipo de bebidas, por lo que hay que tener muy en cuenta esto.

bebidas energéticas {focus_keyword} Los peligros de las bebidas energéticas energy drink can

¿Cuál es el precio de la energía extra?

Por otro lado, su consumo excesivo o frecuente también puede alterar el funcionamiento del organismo. De esto nacen los riesgos para la salud derivados de las bebidas energéticas. Si eres deportista, olvídate de estas bebidas, céntrate en hidratarte y como bebida adicional, puedes optar por bebidas alcalinas.

Las bebidas energéticas

¿Cuál es el peligro de las bebidas energéticas? Su altísimo contenido en cafeína, es decir, unas auténticas bombas para el corazón. De hecho, una bebida energética, cualquiera que podamos adquirir en el supermercado, equivaldría a cuatro tazas de café, cuatro vasos de una bebida refrescante con cafeína o seis tazas de té. Pero además de la cafeína, hay que prestrar especial atención a los demás ingredientes: vitaminas, aminoácidos como la taurina, carbohidratos, azúcares…

Es cierto que son sustancias que nos ayudan a estimular el organismo cuando necesitamos un extra de energía. Sin embargo, estas bebidas siempre nos generaran un efecto rebote en el que al tomarla sentiremos la energía que necesitamos, pero al acabar la actividad estaremos mucho más cansados que al principio.

La salud y las bebidas energéticas

Consumir una vez esta bebida no es el problema, la cuestión reside en el consumo frecuente e incontrolado. Algunos deportistas de élite toman este tipo de bebidas durante los partidos, grave error por su parte. Puesto que los componentes de las bebidas alteran nuestro organismo y sobre todo nuestro ritmo cardíaco. Como todos sabemos, después de una actividad física nuestro ritmo cardíaco aumenta, por lo que resulta muy peligroso para la salud aportarnos además un extra con este tipo de bebidas.

El consumo recomendado de cafeína debe ser moderado, en adultos se estima entre 100 y 200 mg diarios. No obstante, la concentración de cafeína en las bebidas energéticas es de 32 mg por cada 100ml. Por lo que, si las latas que se comercializan son de 250 ml o 500 ml, estaríamos consumiendo 80 mg o 160 mg dependiendo de la lata.

Por otro lado, también es muy importante saber quiénes no deben tomar bebidas energéticas. Las personas con problemas cardiovasculares tienen totalmente prohibido su consumo, también las personas con problemas psicológicos por su efecto estimulante, las personas con problemas gástricos para evitar complicaciones estomacales o digestivas, y por último embarazadas y niños.

Leave a Reply

Your email address will not be published.