Los peligros de los suplementos nutricionales

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Entre la gente, y los deportistas en concreto, se ha vuelto muy común el consumo de suplementos en su alimentación. Las tiendas que los ofertan han proliferado como hongos, por lo que probablemente hayas caído en la tentación de consumirlos.

Los peligros de los suplementos nutricionales {focus_keyword} Los peligros de los suplementos nutricionales whey protein powder in scoop with vitamins and plastic shaker

Los peligros de los suplementos nutricionales

 

Sus beneficios pueden llegar a ser muy visibles: mayor rendimiento a la hora de entrenar, mejora contra ciertas enfermedades del aparato locomotor, aumento de la masa muscular… Pero de la misma forma, existen una infinidad de peligros de los suplementos nutricionales.

No son recetas milagro

Para empezar ¿qué son los suplementos alimenticios? Estos incluyen vitaminas, minerales y otras sustancias secundarias como productos aminoácidos, enzimas o extractos animales. Tienden a venderse en cápsulas, tabletas o comprimidos de todo tipo, forma y color.

Las tiendas que los distribuyen han hecho buena propaganda de sus beneficios y las formas en las que puede ayudarte a mejorar tu condición física. Incluso, llegan a vender ciertos tipos de suplementos como verdaderas recetas milagro ante enfermedades como la artritis.

Lo cierto es que muchos de estos como la glocosamina  o los acidófilos están prohibidos por organismos oficiales como la FDA estadounidense. El primero de ellos suele promocionarse como un buen remedio contra la artritis vía internet. Pero la FDA recalca que son los medicamentos recetados por una autoridad médica los que verdaderamente están destinados a este tipo de cometidos.

Peligros de los suplementos

Son muchos los efectos secundarios que pueden llegar a tener, llegando a complicar la vida de quien los consume. Combinar distintos suplementos sin conocimiento, mezclarlos con medicación, sustituir medicinas por estos, o excederse en su consumo, suelen estar entre las causas por las que nuestra vida puede llegar a correr peligro en caso de consumirlos.

Daños como alteración severa del organismo, tales como aumento de hormonas, lesiones de hígado, ictericia (piel amarilla), o crecimiento de órganos como el corazón, son algunos de los efectos que pueden llegar a provocar ciertos usos de suplementos deportivos consumidos a la hora de realizar un entrenamiento en el que se quiera tener objetivos.

Lo aconsejable sería seguir las indicaciones de los expertos titulados, médicos y nutricionistas, y no dejándonos guiar por gurús de la alimentación y la salud. Existen alternativas a los suplementos altamente saludables, consumiendo los alimentos de origen animal adecuados. El atún y otros pescados, y la pechuga de pavo y pollo, se presentan como las mejores fuentes de obtención de proteínas recomendadas.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.