Carrera > Competiciones

Maratón de Londres

Escrito por Günther Ketterer / 2 de octubre de 2008

La competencia realizada en Londres es una de las más flématicas, aunque no por ello menos divertida que otras, sobretodo considerando que el modelo ha sido sacado de Chicago y Nueva York con bastante buen final. De lo que se puede ver en Londres, hay que decir que resulta muy absorvente el participar en un recorrido plagado de tantas cosas y novedades.

Un obituario en The Guardian honraba la memoria de Chris Brasher tras su muerte en 2003
Un obituario en The Guardian honraba la memoria de Chris Brasher tras su muerte en 2003

Es posible decir que la maratón de Londres resulta la pasión obsesiva de un hombre, nos referimos a Chris Brasher. Éste corredor desde noviembre de 1979 cuando participa en la maratón realizada en Nueva York, que gratamente sorprendido por la experiencia, cuestión que plasma muy bien al realizar un artículo para el The Observer, donde señala “para creer esta historia, uno debe creer que la raza humana puede ser una sola gran familia, que trabaja y ríe unida, y también logra lo imposible el domingo pasado, en una de las más complejas ciudades del mundo, 11,532 hombres y mujeres de 40 países del mundo, estimulados por aproximadamente un millón de personas negras, blancas y amarillas, río, o y sufrió durante el festival más grande de gente y el mundo ha visto”.

Nueva York como modelo

Dentro del artículo que realiza el mencionado Brasher, señala aquí al igual que lo vivido en Nueva York, su más íntimo deseo sería vivirlo también en Londres, por lo que la única duda que plantea realmente es y tienen el corazón y la hospitalidad como para dar abasto a la prueba. Chris junto con Donald Trelford, editor del periódico, se reunieron con las máximas autoridades de Londres con el objeto de organizar una maratón para la ciudad.

Pasado un año desde la presentación del proyecto ante las autoridades inglesas, Brasher viajó a Norteamérica para la realización de otra de las carreras mundiales que ya se asentaba como todo un espectáculo, el objetivo del inglés era precisamente recolectar toda la información necesaria como para llevar la a Londres y así organizar eficientemente una maratón.

A la vuelta del inglés a su país las cuentas señalaban que posiblemente se gastarían unas 75,000 libras esterlinas, aunque con el auspicio de Guillette tan sólo habría que desembolsar 50,000 libras.

Principios fundamentales

En conjunto con John Disley, corredor contemporáneo y además hombre de negocios, se tejieron seis principios fundamentales que regirían la carrera más importante para Londres:

a) había que mejorar en su totalidad el estándar y el estatus de la maratón de Londres a través de la implementación de una fuerte competencia internacional y recorrido rápido.

b) Mostrar a la humanidad que a veces a la familia de los hombres puede estar unida.

c) Destinar recursos para actividades recreacionales en Londres.

d) A ayudar al turismo londinense.

e) Demostrar que cuando se trata de organizar grandes eventos los británicos son los mejores.

f) Divertirse y entregar alegría y sensibilidad en un mundo convulsionado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Hasta ahora no valoración)
Loading ... Loading ...
Tags: , , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario