Motivación, el ingrediente perfecto para una Maratón

Cuando estamos frente a una prueba tan extenueante como la Maratón, no es extraño que sintamos la desconfianza obvia de quien nunca se ha enfrentado a esa prueba. En el caso de quienes ya lo han hecho se percibe la sensación de fracasar o no poder lograr lo que logramos antes; por esto resulta tan importante la estrategia mental de cada maratonista. Quien logra tener a su mente como aliado, posee la herramienta más poderosa como deportista.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Motivarse para una maraton Motivación, el ingrediente perfecto para una Maratón Motivación, el ingrediente perfecto para una Maratón maraton motivacion
Motivarse para una maratón

¡Motivación! ¡Motivación! ¡Motivación! ese es para nosotros el mejor de los ingredientes en cada maratón; es por eso que en innumerables artículos intentamos explicar técnicas a través de las cuales se haga gráfico el proceso por el que vamos decayendo en nuestro rendimiento. Esto puede ocurrir por culpa de las focalizaciones negativas que van apareciendo en nuestra mente; experiencias negativas que contribuyen a una derrota casi asegurada.

Tendremos que usar todas las herramientas que tenemos a mano para lograr el éxito en una maratón. Nos gustaría que pensaras en algo concreto, que seguro te ha pasado tanto en prácticas como en carreras reales. Recuerda aquella vez en que comenzaste muy bien y cuando llegaste a una determinada zona, comenzaste a sentirte cansado, decaído, falto de confianza y terminaste por abortar la carrera. Esa experiencia negativa, más adelante, en otro entrenamiento o práctica, te puede llevar a un fracaso o pesará para que no logres el objetivo ¿te das cuenta lo importante de eso?

Sembrando éxitos, cosecharemos maratones.
Como lo que queremos es conseguir triunfos y experiencias positivas que intensifiquen la positividad y confianza en nuestro rendimiento en prácticas y carreras, es necesario que aceptemos el impacto negativo que tiene la mente cuando se focaliza en debilidades o circunstancias negativas. En un determinado momento, podemos utilizarlo en sentido contrario, con la misma fuerza, pero provocando el efecto contrario. Estamos hablando de focalizarnos en aspectos positivos y órdenes mentales constantes que vayan incrementando la potencia física y mental, con el objeto de evitar sucumbir.

Aconsejamos que cuando vayas a comenzar los entrenamientos estés muy atento a lo que vaya ocurriendo, pues sin duda llegarás a un momento en el que podrás decir “me siento excelente”. Es ahí donde debemos poner a funcionar la grabadora interna de nuestro cerebro, de forma que podamos almacenar ese pasaje para ir viendo, qué observamos, olemos, vestimos, sentimos. En general, todos los detalles posibles de dicha experiencia. Después de lo dicho, muchos se preguntarán ¿para qué? la respuesta es “para generar una experiencia positiva en nuestra mente”.

Según diversos estudios, el deportista (maratonista en nuestro caso) que logra bombardear su mente de momentos de éxito, o mejor aún, cosechar muchas victorias de sí mismo sobre pruebas superadas, tiene una excelente posibilidad de conseguir muchas más. No sólo puede cumplir con los objetivos de una maratón, sino que además “sabe que puede hacerlo”. La importante diferencia entre “creer” que puedes hacer algo y “saber” que puedes hacer algo, puede marcar la diferencia entre un primer lugar en competición o no terminar la prueba; por ello debemos concentrarnos en cosechar victorias poco a poco.

Cómo aplicar el sistema de “cosechar éxitos”.
Cuando estemos en pleno entrenamiento o prueba, y comencemos a sentirnos cansados, carentes de voluntad y con un sinnúmero de síntomas que nos lleven a abortar la carrera, visualizaremos aquel momento glorioso en el que sentíamos como nuestro cuerpo respondía a la perfección a cada orden que le dábamos. Hay que tener mucho cuidado con la diferencia entre “visualizar” y “recordar”, ya que la visualización por sí misma es casi “revivir” el momento, mientras que al recordar solo observamos lo que ya pasó.

Cuando estemos reviviendo nuestro mejor tiempo, nuestras victorias, nuestra capacidad de competición, notaremos como poco a poco el cuerpo comienza a responder y muchas de las sensaciones que teníamos desaparecen hasta dejarnos aliviados y con posibilidades de intensificar el paso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.