En qué consiste la muerte súbita en los deportistas de élite

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+1Share on LinkedIn0

Los deportistas son ejemplo para la mayoría de nosotros. El esfuerzo que realizan y las condiciones físicas en las que se encuentran para rendir al más alto nivel no les libra de sufrir enfermedades y accidentes. Somos conscientes de que sufren diferentes lesiones, pero también hemos sido espectadores de muerte súbita en los deportistas de élite.

En qué consiste la muerte súbita en los deportistas de élite {focus_keyword} En qué consiste la muerte súbita en los deportistas de élite en que consiste la muerte subita en los deportistas de elite

En qué consiste la muerte súbita en los deportistas de élite

La Fundación Española del Corazón define la muerte súbita como “la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado”.  Ahora bien, ¿por qué los deportistas la sufren a pesar de su estado físico y las revisiones a las que se someten? ¿Cómo se puede prevenir y qué hay que hacer si presencias algún caso?

Principales causas de muerte súbita en los deportistas

La mayoría de casos de muerte súbita en deportistas de élite se debe a enfermedades congénitas o hereditarias del corazón como la miocardiopatía hipertrófica (aumento del grosor de las paredes del corazón) o la displasia arritmógena (problema en el tejido del ventrículo derecho). Otra causa que se da habitualmente a partir de los 35 años es la cardiopatía isquémica.

Además, las propias acciones de los deportes pueden provocar la muerte súbita del participante. La principal es la conmoción cardiaca causada por un golpe no penetrante o contuso: impacto de un balón o golpes de karate en el pecho son algunos ejemplos.

Otras posibles son los golpes de calor, crisis asmáticas, consumo de sustancias químicas como anabolizantes y drogas y la ruptura de aneurismas cerebrales.

Cómo prevenirla y actuar en caso de muerte súbita

Cómo hemos dicho, la mayoría de las causas son crónicas, por tanto, la prevención se basa en estudios médicos exhaustivos. Aún así, muchas de ellas tienen los mismos síntomas que la práctica de ejercicio en sí misma (engrosamiento del músculo del corazón) o son muy difíciles de detectar durante las pruebas.

En el momento en que una persona se halla en una parada cardiaca cualquier ayuda es buena, más aún si son deportistas de élite que participan en competiciones con público. Lo primero que hay que hacer es avisar a los servicios de emergencias. Mientras esperamos a los facultativos es esencial que comprobemos si la víctima responde a algún estímulo y si respira. Si no respira debemos realizar las técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Muchos deportistas de élite temen hacerse pruebas específicas por miedo a tener que dejar de practicar su deporte. La salud es lo primero, ante todo prevención y consultar con los especialistas.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.