Paso a paso II

La indumentaria es tan importante en el corredor, que puede definir el desempeño en la carrera. La comodidad con que el atleta se desempeña en la prueba tiene gran relación con las elecciones previas realizadas en función de consideraciones y factores indicativos, que observan el tipo de carrera, distancia a cubrir y tipo de terreno.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
La indumentaria del corredor puede marcar la diferencia Paso a paso II Paso a paso II indumentaria
La indumentaria del corredor puede marcar la diferencia

Con todos los detalles de una correcta elección de calzado, se debe tener en cuenta que una vez comenzado el entrenamiento, el atleta observara el desempeño de su organismo y la respuesta y comodidad de su indumentaria, antes de la competencia.

Regla de oro

Entre las reglas mas importantes que destacan los antiguos corredores relacionadas con la carrera, encontramos que nunca debemos estrenar zapatillas, terminantemente prohibido, enfrentar una prueba de maratón sin antes familiarizarse con las herramientas que uno cuenta para el desempeño.
Además debemos tener en cuenta que llegado el momento debemos cambiar de calzado.

El asunto es que muchos corredores no saben determinar cuando es el momento de cambiar de zapatilla. Hay que tener en cuenta varias consideraciones para darnos cuenta que debemos reemplazar nuestro calzado, en primer lugar, observar la amortiguación del calzado, tener en cuenta el grado de deterioro del dibujo de la suela, las costuras de la y si la cámara de aire ya esta plana, o los resortes están por el piso. Si alguno de los puntos mencionados se observa en el calzado, es el momento de cambiar tus zapatillas.

Siguiendo la regla de oro, se debe utilizar el calzado nuevo en los entrenamientos, se deben acostumbrar los pies por lo menos de 2 a 3 semanas antes de la próxima competencia, Este tiempo además permitirá decidir si la elección fue acertada.

Pasos

Una de las cuestiones mas dialogadas por los corredores de todos los tiempos, es el tamaño de los pasos que deben plantearse durante la carrera. Los corredores de largas distancias tienen la tendencia a acortar los pasos ligeramente, de forma natural, a medida que se mejora la velocidad y el fondo, esta tendencia se desarrolla incluso desde los mimos entrenamientos.

Muchos analistas consideran que la clave para correr con menos esfuerzo es mantener los pies bajos, cerca del suelo, con un paso que no produzca una acción de frenado ni de tensión extra o sobre esfuerzo en los músculos de las piernas. De esta manera se retrasa la aparición de ácido láctico y por lo tanto el cansancio tarda en aparecer.

Algo similar ocurre en la carrera en cuestas. Más dura la subida, más corto tu paso. Los veteranos afirman que en las subidas se debe reducir la longitud de la zancada, a la vez que aumenta la frecuencia. Cuanto más dura sea la subida, más cortos deben ser los pasos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.