¿Qué tiene en común Míster Universo con los amantes del running? (I)

No acostumbro a titular mis artículos con preguntas, pero en este caso lo considero más que justificado porque, de alguna forma, me anticipo a lo que seguramente pensaréis cuando veáis la foto que ilustra este post. Se trata del gran Tony Huerta, Míster Universo 2007, y de su hijo Izán, que por aquel entonces aún no había cumplido los cuatro meses. Evidentemente, quiero hablar del padre, un coloso que puede parecer la antítesis de cualquier corredor de fondo, ya no os digo de un maratoniano, pero que en realidad tiene muchas cosas en común con cualquiera de nosotros.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
El gran Tony Huerta ¿Qué tiene en común Míster Universo con los amantes del running? (I) ¿Qué tiene en común Míster Universo con los amantes del running? (I) tonyhuerta
El gran Tony Huerta

No me refiero al físico, está claro. Con su 1,84 (doy fe de que parece mucho más alto), Tony pesa 142 kilos en fase de volumen, una cifra que se reduce drásticamente, 20 o 25 kilos, cuando participa en un campeonato. Es decir, incluso cuando está más delgado pesa el doble que Haile Gebrselassie o que muchos de los runners. Tampoco hablo de sus objetivos físicos. Como cualquier culturista que se precie, trabaja para modelar sus músculos por medio del entrenamiento con pesas. Y está claro que ha desarrollado su físico hasta un grado que la inmensa mayoría de los seres humanos nunca alcanzarán. No sólo eso: tras competir con otros culturistas en campeonatos de primer nivel internacional, el año pasado ganó el Míster Universo NABBA en la talla super-alta. Estamos hablando de un titán que dejaría pequeño hasta a mi amigo del hierro y que por lo tanto, si nos fijamos en su cuerpo o en su nivel competitivo, poco tiene que ver con la mayoría de los fondistas.

Vida sana

Pero insisto: Tony se parece a nosotros mucho más de lo que podáis imaginar. Para empezar, le encanta cuidarse. Come más que un león hambriento, no vamos a engañarnos, pero come muy bien. La cantidad justa de grasas (poquitas, la verdad), hidratos de carbono y proteínas. No fuma, no bebe alcohol, no se droga. Para él su cuerpo es como un templo, sin que ello signifique (dejémonos de una vez de prejuicios) que no cultiva su mente. De hecho, sus conocimientos sobre dietética y nutrición son muy superiores a los de la mayoría de nosotros. No en vano es el responsable de Sportlander en Getafe. La marca de suplementación norteamericana también lo patrocina en sus campeonatos y usa su imagen como ejemplo de vida sana.

Capacidad de superación

Tony ha tenido que trabajar muy duro para conseguir sus metas. Y sigue haciéndolo. Igual que cualquier corredor, conoce muy bien las agujetas y el dolor, los efectos del sobreentrenamiento y las dificultades para superar las condiciones adversas. Habiéndose labrado ya un nombre en el campo amateur, sueña con dar el salto al profesionalismo (2010 está marcado con letras gigantes en su calendario) y codearse con los más grandes, nunca mejor dicho. Casi ninguno de nosotros aspira a tanto, pero conocemos el valor del esfuerzo y los efectos benéficos de la lucha y la capacidad de superación. Y también las ventajas del calentamiento adecuado y de los estiramientos, la dureza de los días en que todos nuestros planes parecen torcerse y, cómo no, la imposibilidad de llegar a nada si no posees una gran fortaleza mental. Hablamos el mismo lenguaje, no lo dudéis más.

  1. A veces nos cuesta sentirnos reflejados cuando lo que hacemos es tan distinto, la verdad es que no estoy de acuerdo con la filosofía del culturismo, pero respeto a las personas que lo practican. Quizás en esto si que estamos de acuerdo, hay mucha gente que no entiende que nos pongamos a correr, sin ninguna necesidad, y sin ánimo de ir a ninguna parte. No comparto el culto al aspecto estético del cuerpo, pero esto no significa que sienta un gran respeto por quien se sienta bien practicando este deporte.

  2. Esa es la clave, Antoni: el respeto a los demás, que pueden hacer lo que les plazca siempre que no sea nocivo para otros. Por desgracia, el culto al cuerpo está muy extendido en nuestra sociedad; basta con ver los anuncios de la tele o el perfil de muchos de los presentadores. Pero, por fortuna,cada uno puede tener su propio ideal, aunque no se ajuste para nada al de la corriente dominante.

  3. yo soy practicante de culturismo y yo personalmente entreno para sentirme bien con mi mismo,lo que creo es que mucha gente nos be como unos fantasmas.un ejemplo que me he fijado es que si un culturista va depilado y enseñando los musculos se dice mira como va este.a veces con desprecio.pero resulta que a lo mejor esta persona su practica deportiva es correr o ir en bicicleta.tiene unas piernas fuertes y resulta que va con pantalones que parecen slips y las piernas depiladas por que dice ser mas comodo.

  4. Así es, Santi. Todo depende siempre del prisma con que lo mires y criticar a los demás es muy fácil, sin darnos cuenta de que a veces hacemos algo muy parecido a lo que estamos criticando.

  5. De 1979?? Qué humillante! Y yo que apenas soy capaz de levantar mi peso de la cama por las mañanas…

  6. Venga, elhijodelchato, te quejas por vicio. Seguro que además de levantar tu peso puedes saltar de la cama y empezar a hacer flexiones en el suelo. ¡Venga! Uno, dos, uno dos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.