¿Sabes cómo recuperarte después de un gran ejercicio físico?

Seguro que tienes tus propios truquillos para recuperarte de tus entrenamientos, de una competición, o de un día especialmente duro en el gimnasio, e incluso en el trabajo o en la vida diaria. Porque la vida cotidiana y el ejercicio de sobrevivir a ella día a día también requiere esfuerzo y, a veces, no es fácil recuperarse de ese agotamiento.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Después de correr, alimentación sana y masajes. ¿Sabes cómo recuperarte después de un gran ejercicio físico? ¿Sabes cómo recuperarte después de un gran ejercicio físico? despues de correr alimentacion sana y masajes

Después de correr, alimentación sana y masajes.

Aunque, por supuesto, no es igual el agotamiento físico y, por tanto, la recuperación después de una jornada de pilates que después de correr una maratón, vamos a darte unos consejos que seguro te irán bien tanto en un caso como en otro. Todo ello enfocado a tu bienestar físico, a tu relajación y a evitar problemas mayores, sobre todo musculares, que podría provocarte un día de intenso ejercicio físico.

Consejos para recuperarte después de un duro ejercicio físico

Vamos a comenzar con una regla básica: la hidratación. Hay beber antes, durante y después del ejercicio físico. No estar bien hidratado puede ocasionar calambres musculares, aumentar la fatiga y disminuir tu rendimiento físico. Es imprescindible beber agua o alguna bebida isotónica para recuperar los minerales perdidos durante el ejercicio.

Nunca hay que parar en seco después de una gran carrera o de hacer ejercicio a gran intensidad, sea del tipo que sea. Por ejemplo, después de practicar running se recomienda continuar caminando o corriendo muy lentamente, por debajo del 70% de tu frecuencia máxima cardíaca, para evitar que el ácido láctico se convierta en un enemigo del organismo. ¿Y qué es el ácido láctico? Pues es el producto de la combustión de la glucosa cuando hay déficit de oxígeno. En condiciones normales y cuando estamos entrenando, se reutiliza y no pasa nada, pero cuando hacemos ejercicio a gran intensidad, el ácido láctico se acumula produciendo, posteriormente, dolores y fatiga. También es recomendable estirar un rato para que los músculos se recuperen.

Por último, atención a los masajes y a la alimentación. Los masajes después de un entrenamiento intenso deben ser suaves y empezar por los tobillos para estimular la circulación y aliviar el cansancio; también es muy bueno poner las piernas en alto para que disminuir la fatiga acumulada.

En cuanto a la alimentación, es recomendable comer alimentos ligeros como carnes o pescados a la plancha, verdura, arroz, etc. No es bueno llenarse el estómago mucho con alimentos pesados, como fritos o similares.

Con todos estos consejos, seguro que te animas mucho más a practicar tu deporte favorito, sabiendo que después te sentirás como nuevo. practicar tu deporte favorito, sabiendo que después te sentirás como nuevo.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR