Sólo quiero correr

“Escribir es para tontos, ser torero es lo más grande”, dice el actor que encarna al hijo de Victoria Abril en la última película de Agustín Díaz Yanes, Sólo quiero caminar. No es una frase con la que pueda estar de acuerdo, aunque es fácil entenderla en boca de un chaval cuyo padre fue banderillero. El caso es que nunca me han gustado los toros o, mejor dicho, los toreros y, por supuesto, me encanta escribir. Por eso, aunque la película me ha parecido muy interesante, le cambiaría el verbo del título para dejarlo en Sólo quiero correr.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Sólo quiero correr, podría ser el título de una película sobre maratones Sólo quiero correr Sólo quiero correr correr2
Cualquiera que haya visto este thriller desgarrado del director madrileño ya sabrá que posee un ritmo narrativo vibrante, repleto de acciones fragmentadas y de acción. Un poco como los entrenamientos de un maratoniano, que ahora corre, luego salta, más tarde sube escaleras y después vuelve a correr. No obstante, hay muchas formas de correr y por lo general, exceptuando fenómenos de la naturaleza como los atletas de élite, la mayoría de los maratonianos, los que nos movemos (espero encontrarme entre ellos dentro de unos meses) entre las tres y las cuatro horas, tendemos a ir relativamente despacio. Pero, por contradictorio que parezca, también es cierto que vamos todo lo rápido que podemos en función de las circunstancias de la carrera.

Tocar con los pies en el suelo

La estrategia es clave. Y sólo puede partir del conocimiento de nuestro organismo, de las experiencias acumuladas en competiciones y entrenamientos. De poco nos valdrá trazar un plan sobre el papel si, a la hora de la verdad, las piernas o los pulmones no nos responden o, peor aún, flaquea nuestra fuerza de voluntad. Está claro que a todos nos gusta correr lo más rápido posible, pero hay que tocar con los pies en el suelo y administrar nuestras energías para que nos duren hasta completar los 42 kilómetros y 195 metros. De poco nos valdrá un arranque fulgurante si llegamos fundidos al kilómetro 30 y no nos queda más remedio que abandonar o acabar andando, una práctica muy habitual que, para mí, no es digna de un maratoniano. Quiero decir que me parece perfecto que alguien tarde seis horas (acostumbra a ser el tiempo límite) en completar un maratón, pero siempre que lo haga corriendo. En ese caso, su velocidad media sería de siete kilómetros por hora, más que asequible para la mayoría.

Salud física y mental

No me cansaré de aplaudir a cualquier persona que haga deporte. Sea cual sea su nivel, merece todos mis respetos y mucho más aún si reúne el valor necesario para enfrentarse a un maratón. En una sociedad caracterizada, en palabras de Romà Gubern, por la victoria de la claustrofobia hogareña y el anclaje sedentario, salir a correr constituye una muestra de independencia y una apuesta por la salud física y mental. Sólo quiero correr, podríamos responder los atletas aficionados cuando alguien nos pregunta por nuestros deseos. Pero mentiríamos, porque correr implica muchas más cosas (pensar, sufrir, relacionarse, disfrutar) y, por encima de todo, es una elección que nos permite ser más conscientes que nunca de nuestro propio cuerpo, de una máquina casi perfecta que sólo nosotros podemos dirigir.

josep.pastells@coguan.com

  1. “Correr es para tontos” este seria mi titulo de hoy.
    Con andar no basta? o para poder estar más “sanos” primero tenemos que correr, sufrir para poder pensar, relacionarnos o disfrutar?
    Francamente, lo encuentro de lo más gracioso.
    Debo de padecer claustrofóbia hogareña…

  2. Creo que sí, Jennifer. Tu problema (si me permites que hable de problema) es que criticas algo que, por lo que intuyo -no hace falta ser un lince- nunca has practicado. Pero me alegro de que te diviertas con nosotros, de veras.

  3. yo soy un convencido de que el ser humano no fue creado para ser sedentario, pero también estoy de acuerdo que hay muchos deportes para elegir. corrí maratones, carreras de 10km, 21km y la mas hermosa de 42.192 km.. pero esta la natación, ciclismo, gym no se queden pensando que correr es el uno de los deportes.. saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR