Cómo ser un campeón de Maratón

Sin duda que los maratonistas necesitan de mucho esfuerzo para poder lograr su gran cometido de ser un campeón, sin embargo quien piense que sólo necesita entrenar para llegar a serlo está muy lejos de la realidad. Se ha demostrado que un corredor de Maratón con una actitud negativa, tendrá problemas para realizar los entrenamientos como corresponde y por consiguiente para convertirse en campeón. ¿Estás listo para ser un campeón?

Un campeón de maratón

Un campeón de maratón

Es más que probable que muchos de quienes tuvieron oportunidad de leer el encabezado de este artículo sintieron que en realidad se trataba de una receta mágica para lograr conseguir un campeonato o ser reconocidos como tal sin mayor esfuerzo, pero lo cierto es que no podrían estar más equivocados de la razón de la presente. Conforme los distintos estudios y análisis que se han hecho respecto de la manera de ser un campeón y posteriormente de las personas que lo logran, se ha logrado constituir una serie de elementos que son precisamente de la manera en que se conforma un verdadero ganador, en este caso de maratón, por lo que habrá que prestar atención para comprender qué necesitamos si es lo que más deseamos

¿No puedo ganar por mi actitud o mi conducta?

Puede que ser que cada día que nos dispongamos a realizar los entrenamientos preparativos para una maratón que se aproxima poco a poco, tengamos problemas en conseguir las metas que esperamos, tanto así que de hecho es probable que cada vez nos cueste más llegar a las metas preconcebidas, hasta el punto de simplemente no poder llegar a desarrollar las expectativas esperadas a la hora de trazar el plan de entrenamientos, es ahí donde deberemos replantear la situación y no desanimarnos.

Cuando llegamos a un rendimiento deficiente en los entrenamientos tenemos que poner un alto en los mismos y comenzar a pensar las posibles razones de nuestro actual rendimiento, ¿será por una posible lesión? ¿Un plan de entrenamiento demasiado exigente? ¿No creer que se pueda desarrollar el plan que nos trazamos? De la respuesta de estas interrogantes podremos concluir una solución al problema que nos aqueja. Descartando una lesión y que se trate de un plan de entrenamientos demasiado exigente deberemos de inmediatamente verificar la actitud que nos lleva a situarnos en un panorama tan obscuro, y es que no debemos de subestimar el poder de pequeños fracasos en los entrenamientos, a la postre se impresionarían de los resultados negativos que provocan en un maratonista.

Si se trata de un problema de actitud, entonces deberemos de pensar que tenemos un problema de conducta, lo cual se ve reflejado en los malos rendimientos que estamos obteniendo de cada entrenamiento, por lo que ¿qué hacemos? ¿Atacamos el problema de actitud o el de conducta?. Muchos se han preguntado lo mismo cuando se ven atorados en una situación en la que aparentemente no hay salida más que reconocer el fracaso, pero lo cierto es que estamos en una problemática recurrente en deportistas de alto rendimiento que necesitan estar conscientes desde un comienzo de los riesgos de exigirse hasta el límite, justamente como un maratonista.

Resolviendo un problema de actitud.

Habrá que tener cuidado con la conducta que tengamos en los entrenamientos (malos rendimientos) pues básicamente eso se resume en una mala actitud para el desarrollo de los mismos. ¿Por qué tengo una mala actitud?, pues bien, esto puede ser por muchas cosas, por ejemplo que no hay una confianza interior de poder lograr el objetivo trazado, que no creemos en la potencia física que tenemos o simplemente que sucumbimos ante la posibilidad de rendirnos cuando estamos a medio camino de tener éxito en un entrenamiento o fracasar en el mismo-

Un maratonista por sobre todas las cosas tiene que poseer una actitud positiva, donde cada uno de los pasos que da en el entrenamiento son grandes logros que lo conducen a una victoria definitiva en la maratón para la que se prepara. La mente humana es tan compleja, que si la logramos trabajar bien, podremos proyectar lo que ocurrirá en el futuro, por lo que proyectarse como un vencedor es lo mejor que un corredor de maratón podría hacer. Cada entrenamiento debe ser realizado para esforzarnos al máximo y vencer, por esto es que cada uno va complicándose gradualmente y exigiéndonos una mayor distancia de recorrido, de manera que evitemos un fracaso por el trazado de un entrenamiento imposible.

La actitud perfecta para un Maratonista.

Cada quien deberá de pensar que es el mejor en lo que hace, trazarse entrenamientos realistas que lo obliguen a esforzarse al máximo, pero consientes de las capacidades reales como deportistas. El plan deportivo pensado tiene mucho que ver con la actitud que logrará un corredor de maratón, pues si lo hacemos bien, sumaremos una victoria tras otra en cada semana de entrenamientos, nuestra autoestima subirá, la confianza se fortalecerá y el resultado es definitivamente el éxito en una carrera que ya está en un50% ganada en la mente del corredor.

Creerse el mejor corredor, es lo mismo que trabajar por una obra perfecta, por esto es que el plan de entrenamientos debe de realizarse con tanto ahínco, ya que en su desarrollo está el secreto de la construcción de un corredor completo. Nunca hay que olvidarse que los ganadores de una maratón no son sólo aquellos que logran pasar la meta, sino que los que poseen una mente fuerte, que los lleva a lograr paso a paso una victoria tras otra. Los campeones no “nacen”, sino que “se hacen” con esfuerzo y positivismo.

¿Quieres ser un campeón?, entonces lucha por ello.

Si quieres ser un campeón ya sabes lo que tienes que hacer, cuida tu conducta, si tienes problema con ella es porque deberás de darte el tiempo de analizar tu actitud para con las metas trazadas, entrenamientos fijados y el desarrollo de cada uno de los objetivos que tu plan de entrenamiento incluye. Nadie está obligado a lo imposible, ni siquiera un deportista de alto rendimiento, por lo que no intentes de hacer lo que no puedes, mejor asegúrate de hacer tu mejor esfuerzo y verás cómo después de cada entrenamiento serás un verdadero ganador.

Ser el mejor en lo que haces (correr maratón), no es sencillo, pero si puedes convencerte de que eres capaz de terminar un plan de entrenamientos por etapas, entonces tienes la mitad del camino hacia la victoria hecho, sólo necesitas ser capaz de dar tu mejor esfuerzo. Cuando logres cubrir tu plan de entrenamiento por completo, verás que tu mejor esfuerzo se ha triplicado en comparación con lo que podías dar al principio, por lo que tu problema ya no será ser un ganador, sino que saber administrar y conservar lo que tienes.

  1. Esto es fantastico porque el trabajo que tenemos por delante nunca es tan grande como el poder que nos impulsa

Leave a Reply

Your email address will not be published.