Competir en equipo

Las carreras que se desarrollan en grupo promueven la interacción con otros y en esa práctica se eleva no sólo el nivel de juego sino también un crecimiento personal.

Correr en equipo o por parejas es más gratificante

Correr en equipo o por parejas es más gratificante

Las pruebas de competición en maratón pueden desarrollarse también entre cuatro personas que integran un mismo equipo. Se trata de las pruebas de postas o relevos. En estas maratones las personas que participan coordinan entre sí el puesto que ocupará cada una. Esta práctica consiste en que cada participante recorre una determinada distancia, luego pasa al siguiente corredor un tubo de material rígido denominado testigo; y así continúa la carrera hasta completar la distancia que exige este tipo de competencia.

El pase del testigo se debe realizar dentro de una zona determinada de 18 metros de largo. En estas pruebas las exigencias y las responsabilidades son compartidas entre los miembros del grupo.

La modalidad

Para comprender la modalidad que poseen las pruebas de relevo es importante tener en cuenta que consta de cuatro integrantes por cada equipo que participa. Cada corredor ocupa su puesto de acuerdo a la distancia que comprende la carrera. Es decir que, en las carreras de posta de 400 metros, cada uno de los cuatro atletas cubre 100 metros, y en las carreras de 800 metros, cada uno cubrirá 200 metros.

El tubo pasa del corredor que lo entrega al corredor que lo recibe cuando este último ya ha comenzado a correr, esto quiere decir que sujeta el tubo y sigue corriendo para entregarlo al otro integrante del grupo.

Acerca de la superficie

Esta práctica de carrera de postas o relevos se desarrolla sobre pista al aire libre, sin embargo existen pruebas de este estilo que se realizan sobre otros terrenos y que presentan características similares. En condiciones de pista, en las cuales los corredores se ven favorecidos porque pueden sostener un ritmo de carrera elevado, por lo tanto recorren la superficie a máxima velocidad para entregar el testigo de la manera más rápida al compañero de equipo.

En ese momento, para completar el relevo, el corredor debe entrar en la zona de traspaso que permite al receptor del testigo comenzar su carrera. Entonces, la distancia a recorrer, la superficie sobre la que se corre, la preparación de cada equipo marcarán los resultados finales de la prueba.

Leave a Reply

Your email address will not be published.