Descubre las mejores alternativas a correr si tienes dolor de espalda

Las lesiones son las peores enemigas de los deportistas. Por desgracia, la tipología de lesiones a los que un corredor está expuesto es muy amplia pero no poder practicar nuestro deporte favorito no significa que no podamos realizar ninguna actividad física.

Alternativas a correr si tienes dolor de espalda

Alternativas a correr si tienes dolor de espalda

La espalda es una de las zonas que más se resienten durante el running. Veamos las mejores alternativas a correr si tienes dolor de espalda para no quedarte en el sofá.

La natación, el deporte más completo

Así es desde hace años. ¿Dolor de espalda? Natación. ¿Rehabilitación de hombro? Natación. Es un deporte en el que se trabajan todos los grupos de músculos, desde el cuello hasta los pies. Además, el agua disminuye considerablemente el riesgo de sufrir lesiones.

Tiene los mismos beneficios cardiovasculares que correr, sumados a los musculares que ofrecen los ejercicios de esfuerzo como las pesas y la mejora de la resistencia.

Además, si después de mejorar la espalda nos animamos a practicar más frecuentemente natación junto con el running, podemos plantearnos la posibilidad de prepararnos para participar en pruebas de triatlón.

Otras alternativas a correr si tienes dolor de espalda

Para los que no les guste el agua hay más opciones. La bicicleta es un deporte que no fuerza mucho la espalda pero si las piernas. Para los amantes del running con dolor de espalda es el mejor aliado ya que no perderán ritmo en el tren inferior del cuerpo. Otra parte buena es que puede practicarse al aire libre o bajo techo con bicicletas estáticas. ¡Que no te frene el mal tiempo!

Puede ocurrir como con la natación. Si la bicicleta nos gusta podemos complementarla con el running para que, cuando estemos recuperados del dolor de espalda, podamos prepararnos para competir en un duatlón.

El yoga es un deporte que cada vez está más de moda. Uno de sus múltiples beneficios es su poder terapéutico para la espalda. La Universidad de Antioquía lo recoge en su web y diversos estudios lo avalan. Hacer ejercicios específicos de yoga, bajo supervisión, mejora el estado de la espalda. Puedes complementarlos con otros tipos de yoga para adaptarlos a tus gustos.

Sea cuál sea el motivo de tu dolor de espalda, ya no hay excusa para dejar de hacer deporte por no poder correr, eso sí, después de consultar con un médico. ¿Cuál eliges tú?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.