Grandes maratonistas: Khalid Khannouchi

Este corredor no tiene el envidiable currículum de Paul Tergat o Haile Gebrselassie, pero sin lugar a dudas Khannouchi no necesitó de esto para abatir a sus dos ilustres rivales en la maratón de Londres del año 2002, donde se desata una historia inolvidable.

Web oficial de Khalid Khannouchi, www.khannouchi.com

En Londres 2002, Khannouchi simplemente logró superar por segunda vez el récord del mundo en la especialidad, con un tiempo de 2:05:38, mejorando en cuatro segundos la plusmarca que él mismo había establecido el 24 de octubre de 1999 en Chicago. Durante el año 2000, ocupó el tercer lugar en Londres con un tiempo registrado de 2:07:01, la misma oportunidad en que el portugués Antonio pinto, se alzó con la prueba con un crono de 2:06:36.

A la edad de 30 años, y a pesar de no haber ganado nunca un título importante, Khannouchi, nacido en Meknes, Marruecos, el 22 de diciembre de 1971, cuarto de entre ocho hermanos, hijos de un entrenador de fútbol de su ciudad natal, refrendó que era el mejor maratonista del mundo en la actualidad. De esta forma el norteamericano de origen marroquí, disputó ocho maratones desde que ganó la de Chicago en el año 1997, dejando la mejor marca de la historia para un debutante, con un crono de 2:07:10, logrando además subirá en todas sus carreras a un podio. El pequeño atleta de tan sólo 1,65 metros y 54 kilos, logro vencer en los años 1999, 2000 y 2002.

Durante el mundial del año 2001 en Canadá, siendo el único gran campeonato que el marroquí disputó y llegando como favorito, debió de abandonarlo, frustrando con ello el primer triunfo que marcaba una lista de campeonatos oficiales de atletismo. En Sídney, Australia, siendo un vencedor seguro, se debe de marginar de la competencia por una lesión.

Un corredor desconocido

Antes de que Khalid Khannouchi hiciera su entrada en el mundo de la maratón, podríamos decir sin miedo alguno de que no le había ganado a nadie, teniendo apenas una medalla de oro producto de la victoria de la prueba de los 5000 metros en un campeonato deportivo universitario de la ciudad de búfalo en el año 1993. Por esto es que antes de convertirse decididamente en un atleta, Khannouchi resultaba ser un desconocido que, a pesar de ser campeón Junior en su país en las carreras de 3.000 y 10.000 metros Cross country, tuvo que salir de Marruecos para vivir corriendo en carreras populares.

La primera llegada al viejo continente la hizo en Francia, luego en el año 1993 llego a Sabadell, España, donde vivió y defendió durante algunos meses la camiseta de la Joventut Atlética de la capital vallesana. A la edad de 21 años, buscaba el sueño europeo de todos sus compatriotas, y así su nombre figuró en varias pruebas catalanas.

Kannouchi un eterno “amante” de la Maratón

La Federación marroquí, que seguía atentamente su evolución como deportista, lo reclutó en el año 1993 para ir al mundial universitario en Boston, de esta forma el marroquí encontrándose en los Estados Unidos decide radicarse en la ciudad de Nueva York. Durante una carrera en Hartford conoció a Sandra Natal, una corredora de maratón dominicana que estaba nacionalizada estadounidense, misma con la cual se casaría en el año 1996 y que más adelante se transformaría en su representante y entrenadora. Comenzó los entrenamientos y no tardaron en llegar los resultados.

Tras ganar en el debut que hizo en Chicago, logró su primer récord mundial apenas transcurridos dos años desde que comenzó sus primeros pasos en la especialidad. En aquel entonces su preparación transcurrió junto a Juan Torres en el poblado madrileño de Pinto, donde también permaneció en el año 1993. Conforme los grandes resultados y expectativas que generaba el marroquí, es que los Estados Unidos le otorgó el 2 de mayo del año 2000 la ciudadanía norteamericana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.