Historias de Maratón: Helsinki 1952

La Maratón conrrida en Helsinki 1952 fue un hecho que tuvo una gran significación para los corredores de Maratón, y es que definitivamente fue la carrera que marcó el antes y después de la posibilidad de hacer efectivamente de este deporte algo profesional, cuestión que nunca estuvo bien definida antes de este momento. Por otra parte es aquí donde se encuentran Jim Peters y Emil Zatopek, con la victoria para este último. Un dato interesante: logró imponerse ante todo y demostrar sin soberbia porque se le apodaba “la Locomotora Humana”.

El checoslovaco, Emil Zátopek fue el gran protagonista del maratón de los Juegos de Helsinki, en 1952

El checoslovaco, Emil Zátopek fue el gran protagonista del maratón de los Juegos de Helsinki, en 1952

Una nueva batalla de corredores extremos se llevaría a cabo en el mundo: esta vez la sede escogida era Helsinki. El paraíso de los deportistas de alto rendimiento se aprestaba a recibir en esta oportunidad a los mejores corredores del mundo para lo que sería una de las competencias más memorables de la historia de la Maratón.

Helsinki, una sede especial

La especial significación de aquel momento en realizar los Juegos Olímpicos en Finlandia, consistía en que en aquel país siempre se cuenta con un especialista para cada deporte; gracias a que hacer ejercicio y especializarse en ellos, es parte de la forma de vida de los finlandeses. Por eso, se decía que existía un participante finlandés para cada disciplina; algo simplemente extraordinario. El nivel cultural de los espectadores era, por otra parte, increíblemente avanzado pues todos sabían sobre los deportes que se practicaban y tenían experiencia en los mismos. Una situación que ayudó mucho más al espíritu que se vivió en aquel entonces.

Comenzando con las celebraciones, los finlandeses no podrían haber decidido nada mejor para impresionar a los asistentes que a sus dos mejores exponentes históricos para llevar la antorcha: Hans Kolehmainen y Paavo Nuurmi. No obstante, quien se luciría en la jornada sería el checoslovaco Zatopek, un corredor de cinco mil y diez mil metros que participa por primera vez en su vida en la maratón.

Recital de Zatopek

De acuerdo a lo que se cuenta de aquella jornada, se puede decir que Zatopek decidió jugársela por una estrategia conservadora, sin hacer alarde del por qué se le había puesto por la prensa “la locomotora humana”; simplemente fue acabando distancias. Conforme reza el relato de esa época, se dice que Zatopek se acercó a Jim Peters (Reino Unido) y en señal de respeto se presentó personalmente. Comenzada la carrera, poco a poco Zatopek observó como un experto como Peters desarrollaba cada uno de los metros de la misma, hasta el punto en que decidió unírsele y correr junto a él y sueco Gustav Jansson a eso del kilómetro 15 de competición.

Conforme se iba desarrollando la carrera, se cuenta que el checoslovaco le preguntó a Jim Peters (mientras corrían) “¿es suficientemente rápido el ritmo de carrera?”, a lo que éste último responde “el ritmo es demasiado lento” y con eso se termina de sellar la calidad y caballerosidad de lo que sería la última gran maratón de los amateurs; pues después de ésta, las cosas cambiaran, y mucho.

A eso de los 25 kilómetros de competición, Jim Peters sufre calambres y debe dejar la carrera de manera definitiva por lo que Zapotek sólo tiene que continuar corriendo acompañado de Jansson, al que después de un rato dejaría atrás sin posibilidad de seguirle. Continuando con la carrera, Emil Zatopek desarrolló tal maestría del circuito que se dio el lujo de saludar a los espectadores que lo veían correr, a los ciclistas que lo acompañaron y hasta cruzó la meta con una sonrisa de extremo a extremo. Después de un tiempo, se le pregunta a Emil qué había pasado después de la carrera, a lo que añade que no pudo caminar por una semana y estaba sumamente cansado, pero que fue el cansancio más hermoso de su vida.

Última gran maratón amateur

Con esto termina lo que se conocía como maratones de amateurs o no profesionales. Después de Helsinki 1952 comenzaría la era de quienes corrían profesionalmente por alzarse con la victoria. Fue el mismo Jim Peters quien se mostró como el principal expositor de la idea de hacer de esto algo profesional. El deportista se prepara especialmente para la competencia de maratón; comprobando la necesidad técnica, alimenticia, metabólica y psicoevolutiva de cada uno de los participantes.

  1. No hay comentario para el segundo que fue el argentino Reinaldo Gorno, quien según parece le ganó a 2 de los favoritos que se menciona en este artículo. El artículo es sobre la maratón de Helsinki y no de Zatopek, quien merece toda nuestra admiración y respeto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.