La historia del “chasqui”

El gran imperio Inca de Latinoamérica basaba la comunicación de toda su civilización en una red de corredores de largas distancias. Estos corredores se desplazaban por caminos de superficies duras de piedra o tierra y elementos del contexto geográfico. El corredor mensajero era llamado “el chasqui”.

Los incas desarrollaron "el chasqui" por todo su territorioLa carrera de maratón tiene sus orígenes en antiguas situaciones históricas del continente de Europa. En otras partes del mundo de la antigüedad, otros corredores hacían crecer civilizaciones. La comunicación del imperio Inca en Perú estaba totalmente encomendada a un grupo de corredores especializados.

Los mensajeros del Inca eran corredores de entre 18 y 20 años que se entrenaban especialmente para cubrir las extensas regiones del imperio. En su desplazamiento llevaban mensajes cifrados con nudos en telas, encomiendas y artículos de magia o de procedencia divina. Estos corredores eran la principal razón por la cual el gobierno del Inca tenía éxito en sus decisiones.

Comunicaciones imprescindibles

Un sistema de postas cada veinte kilómetros definía la eficacia de los corredores que cubrían todo el imperio. El chasqui, podía correr grandes distancias en poco tiempo y lograr abarcar mas de seiscientos kilómetros que separaban a la capital Cusco, de la costa del continente. El tiempo en que se realizaba la proeza también era asombroso, en menos de dos días, los corredores podían llevar pescado fresco desde la costa a más de seiscientos kilómetros donde se encontraba la capital del imperio.

Cada corredor era especialmente entrenado; de ellos dependían los mensajes relacionados con impuestos, movimientos de tropas para invasiones, refuerzos de soldados, novedades de guerra, novedades económicas y la transmisión del conocimiento que evolucionaba de generación en generación.

Altura y deporte

Uno de los principales inconvenientes de los deportistas actuales, es el modo de adaptarse a la altura. Jugar al futbol en las alturas de La Paz, en Bolivia, es un desafío para cualquier cuerpo técnico que deba preparar a sus jugadores. El mensajero del imperio Inca, cruzaba la cordillera corriendo desde la costa, gracias a un sistema de postas ubicado cada veinte kilómetros.

En cada paso del chasqui, se debía enfrentar la altura y luego descender hasta la capital que se encontraba a unos tres mil seiscientos ochenta metros sobre el nivel del mar. El corredor histórico de la antigüedad de Latinoamérica dejo su legado grabado en la historia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.