Quiero correr algún día la maratón de Nueva York

Uno de los sueños de todos los amantes del running es participar en la archiconocida maratón de Nueva York y, como no podía ser diferente, siempre ha sido uno de los míos.

Un maratón con historia

Un maratón con historia

El 7 de Noviembre se corrió la última maratón de Nueva York y un español, Rafa Botello, finalizó en novena posición siendo el primer español que lo completaba en silla de ruedas. Esta carrera forma parte de una competición de maratones llamada World Marathon Majors conocidas como las más duras del mundo entre las que están ciudades como Londres, Chicago, Boston y Berlín.

El recorrido

La carrera comienza en Staten Island y atraviesa el puente Narrows. Los primeros momentos de la carrera han pasado a ser el símbolo más representativo de la maratón ya que se inunda de corredores. Esta es la imagen que nos llega a todos nosotros, aunque todos los años la NBC televisa la totalidad de la carrera con una audiencia de 315 millones de telespectadores.

Más tarde el recorrido pasa por Brooklyn y Queens para después atravesar otro de los puentes neoyorquinos, el Queensboro para aterrizar en la isla de Manhattan. Es en este momento cuando según opinan muchos corredores la carrera es realmente alucinante ya que se puede ver la quinta avenida llena de corredores en su totalidad. A los lados, se calcula que unos dos millones de espectadores animan a los corredores antes de acabar la carrera en Central Park.

Inscripción

Pero lo más difícil de esta maratón no es el hecho de cruzar la meta sino la cantidad de gente que pretende correrla. Por esto, si te dan plaza después de rellenar la inscripción podrás considerar que te ha tocado la lotería.

La demanda ha aumentado tanto que las plazas se reparten realmente mediante un sorteo en el que se eligen a los participantes, aunque los que sí tienen una plaza fija son los corredores que ya tengan una victoria oficial en alguna maratón.

En fin, que quizá este objetivo sea un poco difícil pero como dijo algún tipo listo “nadie dijo que fuera fácil” y no sería un objetivo si lo fuera.

Leave a Reply

Your email address will not be published.