Preparado ante tu primer maratón

Si eres un corredor principiante y estás pensando en hacer tu primera maratón hay ciertas cosas que deberás conocer previamente. Sigue unos sencillos consejos y, aunque una maratón es una dura prueba que requiere de esfuerzo y preparación, haciéndolo correctamente seguro que lo bordas.

(Captura de runmx.com)

(Captura de runmx.com)

Los maratones son pruebas físicas que requieren de gran esfuerzo y dedicación previa. Dentro de las competiciones atléticas es de las más duras, pero a su vez de las más gratificantes y dinámicas. Los hay de diversos tipos y es conveniente valorar las necesidades que se piden en cada uno para saber si estamos o podremos estar preparados. Si tu decisión ya está tomada y te dispones a correr el primer, o uno de ellos, te damos unos trucos para que cumplas con éxito una de las experiencias deportivas más reconfortantes que hay.

Cosas a tener en cuenta

En primer lugar debemos conocer un aspecto clave en todo deporte, y más en el atletismo, que es la respiración. Hagámoslo tomando el aire a un ritmo suave por la nariz y soltándolo por la boca. La nariz actúa como filtro eliminando las partículas que están en en el aire y, a su vez, impedimos que el aire entre frío a los pulmones.

También importante es que recuerdes no detenerte nunca de golpe, ni siquiera en las carreras, pues haciéndolo tu corazón seguirá latiendo igual de rápido pero la sangre se acumulará en las piernas, y al dejar menos cantidad para el corazón y la cabeza esto es fuente de mareos y malestar.

Aunque parezca algo simple, la posición de las manos al correr puede llegar a afectar mucho. Y es que, debemos correr con las manos ligeramente ahuecadas, los pulgares apoyados suavemente sobre los otros dedos, como portando un huevo en cada mano pero con cuidado de no romperlo.

Llegar descansados a la cita

Y ten presente que, a pesar de la dureza de la prueba, siendo principiante no nos conviene echarnos a correr todos los días, pues parte del secreto de la preparación está, curiosamente, en el descanso, ese descanso del que deberemos disponer desde los días anteriores a la fecha de la prueba. Y cuando por fín ese día llegue recuerda no llevar nada de estreno, ni ropa ni zapatillas, pues la ropa puede hacernos rozaduras y las zapatillas debemos tenerlas domadas con un mínimo de 15 días de uso y entrenamiento.

Ahora ya sabes unos trucos que te ayudarán a triunfar en tu propósito. Y recuerda que correr es un excelente anti-estrés pues al liberar endorfinas, las hormonas del optimismo, hace que tengamos menos depresiones y ansiedad que las personas sedentarias por lo que encima nos sentiremos genial con nosotros mismos. ¡Adelante y ánimo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.